Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La denuncia de un mono en llamas

Con tres ilustraciones llamativas, la ONG alemana Robin Wood advierte de los efectos de la acción humana y el cambio climático en la degradación del medio ambiente

Ilustración perteneciente a la campaña de la Ong Robin Wood. Ampliar foto
Ilustración perteneciente a la campaña de la Ong Robin Wood.

"Destruir la naturaleza es destruir la vida" es el eslogan de la campaña de sensibilización que lanzó el pasado mes de marzo la organización ambientalista alemana Robin Wood para advertir que la destrucción de la naturaleza que el hombre está llevando a cabo conlleva de manera inevitable el fin de la flora y de la fauna del planeta.

Las infografías ha sido realizada por el diseñador tailandés Surachai Puthikulangkura y la agencia Grabarz & Partner, y en ellas se ha utilizado la técnica de la doble exposición. En las tres ilustraciones publicadas se reconocen las figuras de los animales: un oso polar, un ciervo y un simio, elegidos porque son especies representativas de hábitats que están siendo directamente degradados por la acción humana. Sobre los lomos de todos ellos se han superpuesto unos mundos en miniatura que, gradualmente hacen desaparecer sus siluetas. La manera de representarlo es muy simbólica porque, vistos de cerca, las imágenes ofrecen una realidad muy desalentadora: los efectos de las extracciones petrolíferas, de la deforestación y de los incendios indiscriminados respectivamente.

Ilustración de la campaña de la Ong Robin Wood. ampliar foto
Ilustración de la campaña de la Ong Robin Wood.
Ilustración de la campaña de la Ong Robin Wood. ampliar foto
Ilustración de la campaña de la Ong Robin Wood.

La primera ilustración se titula El deshielo por el cambio climático. Sobre los lomos del oso polar protagonista —una especie en extinción— se distingue una planta petrolífera en llamas y maquinaria diversa realizando sondeos, lo que trae a la memoria las polémicas actividades en el Ártico de multinacionales de este ramo. Para los ecologistas, una fuga supondría una auténtica catástrofe medioambiental y por eso han llevado a cabo numerosas campañas para estas petroleras se retiren. Una de ellas, Shell, renunció a continuar con su trabajo en agosto de 2015.

Sobre el lomo del ciervo de la imagen titulada Excesos de la deforestación de la selva se puede observar un bosque casi completamente talado. Entre las montañas de madera, gruas y leñadores arrasan con los últimos árboles en pie. Es una ilustración para recordar, por ejemplo, que los humanos ya hemos destruido la mitad de todos los árboles del planeta, según un estudio publicado por la revista Nature en septiembre de 2015. Este trabajo calcula que los humanos cortamos 15.000 millones de árboles anualmente.

Detalles de las ilustraciones de la campaña de sensibilización de Robin Wood. ampliar foto
Detalles de las ilustraciones de la campaña de sensibilización de Robin Wood.

La parte superior del primate de la tercera ilustración está envuelto en llamas, las mismas que arrasan sin piedad una superficie cubierta de palmeras. De hecho, el título de la imagen es La destrucción del bosque tropical y recuerda a la quema ilegal de terrenos en Indonesia que se destinan posteriormente a la producción de aceite de palma, un producto que se utiliza para fabricar biocombustibles, cosméticos y algunos alimentos industriales. Estos incendios han sido tan virulentos que no solo han dejado a especies como el orangután privado de su hábitat sino que incluso han afectado a los humanos cuando el humo ha llegado a núcleos urbanos y ha obligado a cerrar escuelas, entre otras medidas.

Debido a la elevada demanda de personas que quieren hacerse con un poster, la Ong los ha puesto a la venta en su web a un precio de 2,5 euros, el coste de producirlos.

Más información