Paralizada la solicitud de extradición de Roman Polanski

Las autoridades estadounidenses no envian en el plazo establecido la documentación que Polonia solicita para deliberar sobre la posible entrega del director a la justicia de EE UU

Roman Polanski y su abogado, en una corte polaca el pasado febrero.
Roman Polanski y su abogado, en una corte polaca el pasado febrero.Cordon press

El tribunal de Polonia que estudia la solicitud de extradición del director Roman Polanski a Estados Unidos, donde está acusado de abusos sexuales a una menor en 1977, afirma que no ha recibido dentro del plazo previsto la documentación requerida a las autoridades estadounidenses. Por tal motivo, la corte ha decidido dar un tiempo más de margen en previsión de posibles retrasos en el envío postal.

Más información
EE UU solicita la extradición de Roman Polanski
Detenido en Suiza el director Roman Polanski
Polanski se enfrenta al rostro del que abusó
Polanski comparece en el juicio por su extradición

En la última vista del caso, que tuvo lugar el pasado 22 de mayo, el tribunal dijo que había solicitado más información a las autoridades estadounidenses, una documentación que debía llegar antes del 8 de agosto, pero no fue así. Precisamente por eso, las vistas del caso han quedado aplazadas hasta mediados de septiembre a la espera de la documentación. De acuerdo con la ley polaca, si el juzgado de Cracovia falla a favor de la extradición, el ministro de Justicia del país deberá decidir en última instancia si da o no luz verde al proceso.

Polanski, de 81 años, nacido en Polonia y residente en Francia, está acusado de haber mantenido relaciones sexuales con Samantha Geimer en una noche de alcohol y drogas cuando la chica tenía 13 años [él, por entonces, 44], delito del que se declaró culpable en 1977 y por el que pasó 42 días en la cárcel, tras lo cual salió bajo fianza. En 1978 huyó de Estados Unidos antes de la audiencia para fijar la pena, por temor a la condena que pudiera imponerle el juez. El pasado 24 de diciembre un tribunal de Los Ángeles rechazó la petición de su defensa para cerrar definitivamente el caso, por el que el director de Chinatown (1974) o El pianista (2002) lleva sin poder pisar suelo estadounidense desde los años setenta.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS