Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CONSERVACIÓN

Nacen los primeros linces en libertad fuera de Andalucía en décadas

Las dos crías de una hembra liberada hace 10 meses en Extremadura dan una alegría al proyecto de recuperación del felino

Ejemplares de lince ibérico nacidos en el centro de cría en cautividad El Acebuche, en Doñana (Huelva). Ampliar foto
Ejemplares de lince ibérico nacidos en el centro de cría en cautividad El Acebuche, en Doñana (Huelva). EFE

No todo son malas noticias para el plan para evitar la extinción del lince ibérico. La recuperación se ha estancado en los últimos años y cada vez mueren más ejemplares atropellados por la inacción de las autoridades, pero hay un nuevo motivo para el optimismo: el nacimiento de al menos dos crías de lince en Extremadura, en libertad, por primera vez desde que el felino desapareciera de esta región. El proyecto para consolidar nuevas poblaciones más allá del territorio andaluz da señales esperanzadoras.

"Hace décadas que no nacía una cría en libertad fuera de Andalucía", reconoce feliz Miguel Ángel Simón, director del plan para la conservación del lince (Life-Iberlince). La madre de estos dos cachorros es Kodiac, una hembra liberada hace tan solo 10 meses en el Valle de Matachel (Badajoz). Aunque no se esperaba que fuera reproductora tan pronto (tiene dos años de edad y suelen empezar a reproducirse a los tres años) ha sorprendido gratamente después de haberla visto con dos cachorros, aunque pudiera haber alguno más. El seguimiento es muy discreto en estos momentos para no incomodar a la nueva familia.

La hembra Kodiac, el día que fue liberada en Extremadura. ampliar foto
La hembra Kodiac, el día que fue liberada en Extremadura.

Después de consolidar dos poblaciones grandes en el entorno de Doñana y el de Sierra Morena, en Andalucía, en 2014 se comenzó por primera vez con la suelta de 26 linces (la mayoría jóvenes, más adaptables) en Castilla-La Mancha, Extremadura y Portugal, con la idea de lograr una expansión real de este animal por regiones en las que campaba hace medio siglo. En 2015, se han liberado otros cuatro linces en Badajoz (tres hembras y un macho). Siete de estos linces liberados en los nuevos territorios han muerto, en su mayoría a causa de la acción humana.

"No es habitual que las hembras jóvenes se reproduzcan, lo normal es que tarden algo más", explica Simón. Y añade: "Si se reproducen este año, seguramente también lo hagan el próximo. Estamos muy contentos". Existe otra hembra también liberada en 2014, llamada Kakapo, que está emparejada con un macho y que "presenta comportamiento de crianza", según la Junta de Extremadura, por lo que en las próximas fechas se podría confirmar el nacimiento de más crías.

Más información