Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

¿Quién hizo qué por los comerciantes africanos?

Ventanillas únicas, reducción de impuestos y trámites, sistemas electrónicos... Algunas mejoras introducidas por distintos países para ayudar a empresarios

Una funcionaria en su puesto de trabajo, en Lamu, Kenia. Ampliar foto
Una funcionaria en su puesto de trabajo, en Lamu, Kenia.

Dice el Banco Mundial que hacer negocios en África subsahariana es cada más fácil y seguro porque la mayoría de países están aplicando reformas legislativas para favorecer las actividades comerciales. Así lo afirma en su informe Doing Business 2015: más allá de la eficiencia, presentado este martes en un acto organizado por Casa África en la sede de Casa Árabe en Madrid.

El informe ofrece datos comparativos sobre las condiciones que ofrecen las economías del mundo a la hora de hacer negocios, es una herramienta utilizada por empresas para decidir dónde invertir y un estímulo para los países, que se esfuerzan en mejorar su posición en este índice. África ha hecho mejoras entre 2013 y 2014. "Según la Uneca (Comisión Económica de las Naciones Unidas para África), África fue el único continente que logró crecer como destino de inversiones en este periodo, y es ahora el segundo destino preferido para la inversión", afirmó durante la presentación del informe el director General para el Magreb, África, Mediterráneo y Oriente Próximo del Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Manuel Gómez-Acebo.

Doing Business 2015 encumbra a cinco economías africanas entre los 10 países que han implantado más medidas: son Benín, República Democrática del Congo, Costa de Marfil, Senegal y Togo. Pero en todo el continente, se aplicaron 75 reformas empresariales de un total de 230 que se realizaron en todo el mundo. Estas son algunas de las más interesantes:

Benín: Ha hecho más fácil iniciar un nuevo negocio reduciendo el requerimiento de capital mínimo y habilitando una ventanilla única para pagar las tasas, facilitó el comercio transfronterizo al reducir el número de documentos necesarios en las importaciones y ha creado una división comercial en sus juzgados de primera instancia para que sea más sencillo obligar al cumplimiento de contratos. 

Burkina Faso: Fortaleció la protección de los pequeños inversores introduciendo medidas que obligan a la junta directiva de las empresas a publicar su actividad, por lo que así los accionistas tienen más control sobre las operaciones realizadas.

Camerún: Mejoró su sistema de información de créditos al aprobar la normativa que contempla el establecimiento de una base de datos de registro de crédito. Como Burkina Faso, introdujo también una normativa para controlar la actividad de la junta directiva de las empresas.

República Democrática del Congo: Ha facilitado los pasos para iniciar un negocio mediante la creación de una ventanilla única. En Kinshasa, la capital, ha hecho que obtener electricidad sea más sencillo reduciendo el número de trámites. Por otra parte, se ha facilitado a las empresas el pago de impuestos simplificando las declaraciones de impuestos y aboliendo el impuesto mínimo a pagar en función del tamaño de la compañía.

República del Congo: Ha reducido el coste del impuesto de sociedades, ha abolido el impuesto sobre el valor del alquiler de locales comerciales y el impuesto sobre vehículos de empresa.

Costa de Marfil: Facilitó los trámites para abrir una nueva empresas reduciendo el importe de capital mínimo y bajando las tasas de registro. También ha digitalizado el sistema de registro de las propiedades y ha reducido el impuesto de registro de una propiedad.  

Gabón: Ha introducido un sistema electrónico para la presentación y el pago de impuestos de las empresas.

Gambia: Ha fortalecido la protección de pequeños inversores aclarando los deberes de los directores y ha proporcionado nuevas sedes y medidas jurídicas para los accionistas minoritarios que busquen una compensación tras una conducta opresiva.

Ghana: Ha acortado los trámites para conseguir permisos de construcción y ha agilizado el comercio transfronterizo mediante la mejora de la infraestructura en el puerto de Tema.

Madagascar: Ha acortado el tiempo de obtención de permisos de construcción.

Malawi: Para poder iniciar un negocio con más rapidez, ha eliminado el requisito de inspección de los locales de la empresa antes de la emisión de una licencia de negocio. También ha reducido el tiempo para obtener electricidad gracias a subcontratas que llevan a cabo las obras de conexión.

Ruanda: Ha hecho más fácil la obtención de permisos de construcción eliminando la tasa que había que pagar para obtener un título de propiedad y acortando el proceso de obtención de los estos permisos. También ha abaratado el precio de la electricidad eliminando varias comisiones

Santo Tomé y Príncipe: Ha facilitado los trámites para iniciar un negocio al eliminar el requisito de tener un capital mínimo y la necesidad de obtener una licencia comercial. 

Sierra Leona: Ha agilizado el acceso a la electricidad eliminando el requisito de presentar una carta solicitando una nueva conexión.

Sudáfrica: Hizo más fácil hacer cumplir los contratos modificando las atribuciones de sus tribunales.

Togo: Ha facilitado la apertura de un nuevo negocio al abrir una ventanilla única para publicar avisos y ha fortalecido la protección de los inversores minoritarios obligando a la junta de directores a facilitar información sobre sus acciones. Además, ha abaratado algunos impuestos a las empresas.

Uganda: Hizo el comercio transfronterizo más fácil mediante la implementación de un sistema electrónico para la presentación de documentos de importación y exportación.