Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL PULSO COLUMNA i

Su bebé le va a ayudar a montar un negocio

Campus for Moms es una escuela para aprender a fundar 'start ups' aprovechando el tiempo de la baja de maternidad

Con niños. Participantes en el taller de Google para padres con hijos pequeños Campus for Moms. Ampliar foto
Con niños. Participantes en el taller de Google para padres con hijos pequeños Campus for Moms.

Por muy informales que sean los meet ups, hackatons y otros sitios de reunión de aspirantes a empresarios tecnológicos, a los ponentes –casi siempre en vaqueros y zapatillas– no suele sentarles bien que un niño tire del cable del ordenador y lo deje sin su Power Point en medio de su charla. Excepto si dicho ponente se dispone a intervenir en el Campus for Moms. En ese caso será advertido por la organización de que durante su conferencia deberá ser “tolerante” con el llanto infantil, las rabietas y los tirones. Tampoco deberá sorprenderse porque su auditorio, compuesto por madres, padres y bebés, se siente en el suelo, no tome notas y se levante a caminar cada cierto tiempo. Estamos en una universidad baby friendly (amigable con los niños).

Campus for Moms es una escuela para aprender a fundar start ups aprovechando el tiempo de la baja de maternidad. Es totalmente gratis (Google corre con los gastos), y los padres de niños de cero a un año que tengan un proyecto tecnológico en cualquier fase de desarrollo –incluso en la imaginación siempre que la sepan contar bien– tienen prioridad. Aquí “la carga familiar”, como la llaman algunas empresas, es una bendición. El único compromiso es asistir a todas las clases “salvo por razones de fuerza mayor”. Lo que explica que, como cuenta Isabel Salazar, la empleada de Google que fundó el Campus for Moms en Madrid, se hayan vivido situaciones cuasi extremas. Como una madre primeriza que da a luz en medio del programa y vuelve a clases una semana después con su bebé. Un estudio firmado por el Instituto Amway asegura que un 67% de las mujeres están más dispuestas a abrir una empresa tras ser madres. “Tienen menos aversión al riesgo”, asegura Salazar, que invirtió el 20% de su jornada laboral en montar proyectos para emprendedores con bebés.

Durante seis semanas se han reunido cada lunes cerca de cuatro horas. Ponentes baby friendly les han enseñado a afinar sus ideas, a hacer un plan de negocio o a manejar las finanzas. A la vez, aprenden a ser padres. Aseguran que no hay contradicción y que es posible gestionar el tiempo. A Clara Andrés le vino todo de golpe: quedarse en el paro y ser madre. Así que dedicó parte de su baja de maternidad a posicionar mejor en Internet su web Sifón y Garfunkel, dedicada a la organización de eventos. “Mi bebé siempre fue a clases, excepto algún día que estuviera enfermo. Era muy fácil: todos asumían que podía llorar, yo no tenía que tomar notas y los ponentes estaban dispuestos a repetir lo que hiciera falta”. Alicia Hernández, con un bebé lactante, sacó adelante su negocio BePoppins, que ayuda a buscar una niñera de confianza a personas que llegan nuevas a una ciudad. “Cuando creía que estaba sola llegué al Campus y encontré a muchas madres montando empresas. ¡Y para mi asombro nadie me decía que estaba loca!”. La idea de crear escuelas para emprendedores con niños nació en Tel Aviv y ha sido replicada en Londres o Varsovia. La próxima edición española del Campus for Moms será, probablemente, en el nuevo campus de Google en Madrid. Hay 25 plazas disponibles.

Más información