la imagen
Columna
Artículos estrictamente de opinión que responden al estilo propio del autor. Estos textos de opinión han de basarse en datos verificados y ser respetuosos con las personas aunque se critiquen sus actos. Todas las columnas de opinión de personas ajenas a la Redacción de EL PAÍS llevarán, tras la última línea, un pie de autor —por conocido que éste sea— donde se indique el cargo, título, militancia política (en su caso) u ocupación principal, o la que esté o estuvo relacionada con el tema abordado

Sin papeles

Con el tiempo, la población ilegal de EE UU será mayor que la legal. Esta niña podría ser la primera presidenta sin papeles

John Moore (AFP)

Se llama Stefany Marjorie, tiene ocho años, es salvadoreña y acaba de entrar en EE UU a través de su frontera con México. Seguramente ha viajado sola, abrazada al muñeco. Parece raro, imposible, como para no creérselo, pues se trata de un recorrido largo, lleno de riesgos. Piensen en la inquietud que sentimos nosotros cuando nuestro hijo, al que hemos enviado a la tienda de la esquina a por un bote de comida para el gato, se retrasa unos minutos. Hacen falta semanas o meses para llegar desde El Salvador a EE UU, y por el camino te puedes encontrar al lobo, a la madrastra de Blancanieves, al traficante de esclavos, al pederasta, al psicópata, al ogro, a Cruella de Vil, al Capitán Garfio, al mismísimo Herodes… Hablamos de un viaje lleno de peligros reales e imaginarios que sesenta mil menores han emprendido en el último año desde distintos países de Centroamérica. Ellos solos (solitos, para decirlo con propiedad) han caminado, han corrido, se han subido a autobuses, se han bajado de trenes, han disputado su comida a los perros, se han echado a dormir en cualquier sitio, se han despertado en la Luna, en Marte, en el desierto, y han continuado su peregrinaje, bien para reunirse con sus padres, emigrantes ilegales, bien para huir del hambre o la violencia de sus lugares de origen. Ahí la tienen, como si volviera de la tienda de la esquina. Si no la cazan antes, se convertirá en una adulta ilegal, las hay a millones. Con el tiempo, la población ilegal de EE UU será mayor que la legal. Significa que esta niña podría ser la primera presidenta de EE UU sin papeles.

Sobre la firma

Juan José Millás

Escritor y periodista (1946). Su obra, traducida a 25 idiomas, ha obtenido, entre otros, el Premio Nadal, el Planeta y el Nacional de Narrativa, además del Miguel Delibes de periodismo. Destacan sus novelas El desorden de tu nombre, El mundo o Que nadie duerma. Colaborador de diversos medios escritos y del programa A vivir, de la Cadena SER.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción