Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El retorno de Gaga

La excéntrica cantante vuelve tras una fractura de cadera que le ha apartado de la actuación

En esta entrevista se sincera sobre su visión de sí misma. “Yo soy todos los iconos”, afirma

Los fotógrafos Inez van Lamsweerde y Vinoodh Matadin firman las imágenes de promoción de su nuevo álbum y también el videoclip del primer tema. Ampliar foto
Los fotógrafos Inez van Lamsweerde y Vinoodh Matadin firman las imágenes de promoción de su nuevo álbum y también el videoclip del primer tema.

¿Qué le parece?, me pregunta Lady Gaga con un tono de voz que transmite al mismo tiempo una mezcla de curiosidad, coquetería e innata provocación. La fotografía que tengo ante mí ilustra la portada de su nuevo sencillo, Applause, el primero de su próximo tercer álbum de estudio, ARTPOP, cuyo lanzamiento está previsto el 11 de noviembre a través del sello Interscope Records. La pareja responsable de las fotografías, Inez van Lamsweerde y Vinoodh Matadin, ha rea­lizado un retrato original, emotivo y muy teatral en el que Gaga aparece con el rostro de un pierrot, un maquillaje artístico con los colores del arco iris y el pelo cubierto por un turbante. Le pido que me explique la imagen y ella enseguida le da la vuelta a la pregunta: “Prefiero que antes me diga su opinión”, afirma. “Si no, no sería arte”.

Lady Gaga está de vuelta.

Y las redes la saludan. Applause se puso a la venta una semana antes de la fecha prevista –que era el 19 de agosto–, debido a la filtración del tema en Internet. Ese día también se abrió la preventa del álbum. Si la Red no cambia más planes, se espera que hoy la cantante presente la nueva canción en los MTV Video Music Awards. Estos premios marcarán su vuelta a los escenarios después de seis duros meses en los que prácticamente ha estado fuera de juego. El lanzamiento de ARTPOP fue anunciado en agosto del año pasado mientras Gaga se encontraba en medio de su ambiciosa gira mundial Born This Way Ball, que comenzó en abril de 2012 en Seúl y finalizó abruptamente en el mes de febrero en Montreal por culpa de una grave lesión en la cadera que la obligó a cancelar el resto de sus conciertos.

El cirujano me dijo que si hubiera actuado en un solo concierto más, habría necesitado una prótesis de cadera”

“Mi lesión ha sido mucho más grave que un desgarro del labrum de cadera”, afirma. “La realidad es que he tenido una fractura de cadera. Nadie lo sabía. Y ni siquiera aún se lo he dicho a mis fans. Cuando terminaron de hacerme todas las pruebas y me enseñaron las imágenes de la resonancia magnética, antes de que me operaran, pude observar que había enormes cráteres y que tenía un agujero del tamaño de una moneda. Además, el cartílago salía colgando al otro lado. He sufrido un desgarro en medio de la articulación y una gran fractura. El cirujano me dijo que si hubiera actuado en un concierto más, habría necesitado una prótesis completa. Eso me habría obligado a permanecer lejos de los escenarios al menos un año. O tal vez más”.

Su retiro obligatorio fue casi tan doloroso como la propia lesión. Sobre todo para una estrella que desde que tenía catorce años no ha dejado de actuar durante más de dos semanas. Gaga aprovechó el tiempo que estuvo de baja no solo para seguir un programa de rehabilitación, sino también para pasar más tiempo con su equipo de producción creativo, conocido como Haus of Gaga, que incluye nombres como Inez van Lamsweerde y Vinoodh Matadin, Brandon Maxwell (director de moda de Haus), su peluquero, su maquillador y otros amigos con las mismas inclinaciones artísticas. Leían, escuchaban música y se intercambiaban “regalos creativos que nos hacíamos unos a otros”, afirma la cantante. “He tenido seis meses para fortalecer mi cuerpo y mi mente. Ha sido un periodo que ha favorecido mi creatividad. Un proceso que me ha permitido poner más atención en todo lo que he hecho. Durante ese tiempo he podido mirar atentamente mi trabajo para que sea mejor. Y un día, de pronto, Inez, Brandon y yo tuvimos una sensación maravillosa. Nos miramos y nos dijimos: ‘Es muy bueno. Es lo que queremos”.

Van Lamsweerde y Matadin, especializados en moda, grabaron el videoclip de Applause el mes pasado en Los Ángeles. Los fotógrafos, que conocieron a Gaga en 2009 cuando firmaron una portada de la revista V Magazine, han realizado desde entonces con ella varios cortos. Sin embargo, esta es la primera vez que deciden grabar un videoclip. Gaga eligió la imagen de la portada durante el rodaje. Pensó que mostraba un lado diferente de su actuación, una parte vulnerable que el público no es capaz de ver. “Todo sucede al final del concierto”, añade. “En ese momento miro a la gente y veo que tienen deseos de aplaudir. Observo que nadie quiere irse, que la actuación está terminando y que el oficio de actuar se transforma ante mis ojos. Se convierte en algo más humano. Más honesto”. Gaga recuerda que se conmovió hasta las lágrimas durante su actuación ante las cámaras.

imagen de los fotógrafos holandeses especializados en moda Inez van Lamsweerde y Vinoodh Matadin firman. ampliar foto
imagen de los fotógrafos holandeses especializados en moda Inez van Lamsweerde y Vinoodh Matadin firman.

A pesar del llanto, la música va por otro camino. “Solo le diré una cosa, es muy divertida”, dice. “Y transmite mucha felicidad, porque lo que quiero expresar con esta canción es esencialmente que vivo por y para los aplausos. Me encanta la forma en que la gente me aclama y los gritos que me lanzan. Me dan todo lo que más me gusta. Levantan sus manos y es como si las fuera a tocar”, declara citando la letra de su nuevo sencillo.

Una canción que ha escrito con DJ White Shadow, con quien lleva cinco años trabajando. “Mientras escribía las letras, desde el fondo de mi corazón sabía que si pedía (a mis fans) que me animaran antes de que me pusiera a cantar, si pensaba que me iban a animar… Sabía positivamente que lo iban a hacer. Incluso antes de abrir la boca, mis fans ya están jaleándome. De ahí viene este clamor ‘Dame lo que me gusta. Dámelo. Ya estoy lista. Que empiece la música’. Soy neoyorquina. He estado trabajando desde que tenía cinco años para llegar a ser una artista. Es mi vida entera. Me merezco estar aquí. Estoy lista”. Lady Gaga, de nuevo, mezcla en su discurso las estrofas de sus nuevos temas.

Este álbum ha sido concebido para ser algo más que un trabajo discográfico. Será un “proyecto”, una experiencia multimedia acompañada de una aplicación. Tal como sugiere el título, “la idea es que el arte y el pop pueden combinarse”, dice Gaga. Van Lamsweerde y Matadin afirman poseer 300 fotografías que editarán junto a Gaga. “Las pondremos por ahí, bien en un museo, en Internet, en la portada de un sencillo o las entregaremos a la prensa. Todo a su debido momento”.

No soy solo un icono. Soy todos los iconos. Soy un icono hecho en cada momento con todos los colores de una paleta”

La moda es un componente clave para una artista que se ha abrazado y se ha dejado abrazar por ella. Menciona que el abrigo de la portada es de Gareth Pugh. Pero al preguntarle si la influencia del diseñador ha sido importante para elegir el estilo de la imagen, responde abstraída, como queriendo desviar la pregunta, devolviéndola: “Me resulta interesante la forma que tiene usted de ver las cosas y cómo me plantea la cuestión. Soy un icono del pop. Y usted me pregunta: ‘¿Es esta la imagen del disco? ¿Es ese el sentido que le quieren dar? ¿A quién se le ocurrió?’. Creo que es muy interesante porque es exactamente el tipo de cosas que estamos intentando destruir. Esto es una chaqueta. Esta es una imagen. Este es un momento. Esta es una presentación. Cuando uno observa cada una de las imágenes que aparecen en el videoclip, ninguna de ellas es igual a la otra”, dice Gaga. “El mismo diseñador no me define. Ni el mismo corte de pelo. O un mismo icono. Lo que está claro es que no soy un solo icono. Soy todos los iconos. Soy un icono hecho en cada momento con todos los colores de una paleta. Para mí no hay restricciones. Ninguna restricción”. Bueno, tal vez alguna: Gaga alude a la colaboración artística con Robert Wilson en la gala de esta noche y, sin embargo, no quiere dar más que dos detalles sobre su próxima colaboración con los artistas Marina Abramovic y Jeff Koons.

Si lo que Gaga intenta es evitar ser etiquetada por la ropa que lleva, parece una decisión estratégica. Sobre todo teniendo en cuenta las fotografías de la portada de septiembre de V Magazine, nuevamente firmadas por Van Lamsweerde y Matadin, en las que sale completamente desnuda. “El sentido de esas fotografías era hacer un desnudo y después dejar que las cosas volvieran a su lugar. Ese es el proceso que ella está pasando ahora”, comenta Van Lamsweerde. “Siempre le digo: ‘Mírate. Eres guapísima. Acéptalo. No intentes esconder tu cara. Solo tienes que verte bien’. Una gran parte de todo eso consiste en no esconderse detrás de una peluca o de unas gafas o de cualquier otro tipo de cosas”.

La portada del sencillo ‘Applause’. ampliar foto
La portada del sencillo ‘Applause’.

Su estilista y director de moda Brandon Maxwell también participa en las reflexiones: “Creo que esta vez se trata de que todo fluya con naturalidad y centrar la atención en la música. Ella ahora se siente a gusto desnuda y siendo ella misma. El mundo ya lo ha visto todo”. Aunque reconoce que la ropa también tendrá un papel importante. La mayoría de ella está confeccionada a medida. Algunas de las prendas que lucirá son de Alexander Wang para Balenciaga. Maxwell explica que Versace, Armani y Hedi Slimane para Saint Laurent son algunos de los diseñadores que se contemplan. “Queremos que sea algo más sutil, más contraído y elegante”, explica Maxwell. “Tal vez lleve un simple mono y un turbante en la cabeza porque tenemos la suerte de poder hacer verdaderas locuras con su cara”.

Tenemos algunas pistas sobre el nuevo look de Gaga. Pero ¿cómo sonará su nuevo álbum? ¿Será también escueto y minimalista? No necesariamente. “Es la genuina Gaga”, afirma Van Lamsweerde. “No te la podrás quitar de la cabeza”. Esto es todo en cuanto se refiere a los detalles. Sus seguidores, a los que llama little monsters (pequeños monstruos), tendrán que esperar a la gala para ver qué sorpresa nos tiene preparada la artista que llegó a los Premios Grammy de 2011 en una cápsula de huevo gigante. “Este año voy a enviar a mi doble”, dice. “Y en lugar de llegar en un huevo cocido, lo haré en uno frito”.

 

© WWD/Condé Nast Publications.
© The New York Times, 2013.
Traducción de Virginia Solans.

Más información