Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ortega Cano, denunciado por la familia de Carlos Parra

Los abogados de la familia del fallecido piden que se analice si había rastros de alcohol en la sangre del torero.- Los médicos aplazan una operación por el estado febril del paciente

La familia del vecino de Castilblanco de los Arroyos (Sevilla) fallecido tras el impacto de su vehículo contra el de José Ortega Cano ha presentado hoy una denuncia contra el torero ante el Juzgado de Instrucción 9 de Sevilla, según fuentes del caso.

La familia de Carlos Parra, que murió el pasado 28 de mayo en el accidente, ha cambiado de abogado y ahora está representada por letrados del Bufete Luis Romero & Asociados, quienes han elevado ante el juez instructor una denuncia susceptible de poder ser ampliada en función de los sucesivos atestados que vaya remitiendo la Guardia Civil de Tráfico y de las pruebas que vayan surgiendo.

El abogado responsable del caso, Andrés Avelino Romero, ha solicitado al juez instructor que se informe sobre la cadena de custodia que ha tenido, desde su extracción, la muestra de sangre tomada a Ortega Cano y que se conserva en el centro hospitalario donde continúa ingresado. El abogado ha solicitado también que la muestra se traslade al Instituto Nacional de Toxicología para determinar si contiene sustancias alcohólicas o farmacológicas.

El juez instructor que investiga el accidente de circulación sufrido por Ortega Cano ya había ordenado al Hospital Virgen Macarena de Sevilla, a petición de la Fiscalía de Seguridad Vial, que guarde una muestra de sangre del exmatador de toros al objeto de realizar futuros análisis.

El ganadero y torero permanece ingresado con pronóstico grave y conectado a ventilación mecánica en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital Virgen Macarena. Según el último parte médico, emitido el pasado lunes, persiste el "estado de gravedad".

El accidente de tráfico tuvo lugar sobre las 22,40 del 28 de mayo, cuando el vehículo del ganadero colisionó frontalmente con otro en la carretera A-8002 que une la capital hispalense con Castilblanco de los Arroyos. A consecuencia del impacto, falleció el conductor del otro vehículo, Carlos Parra.

El grupo de Atestados de Tráfico de la Guardia Civil ha abierto una investigación para esclarecer las circunstancias del suceso. Las primeras hipótesis apuntan a que el matador invadió el carril contrario provocando la colisión mortal.

Un equipo de investigación de la Guardia Civil desplazado desde Madrid reconstruyó ayer el accidente. La operación duró una hora y en ella participaron un teniente y dos guardias civiles, mientras que otros agentes han regulado el tráfico y, en algunos momentos, han cortado totalmente la vía.

El equipo de investigación ha realizado pruebas de medición de las señales de frenada dejadas por los neumáticos y de las posiciones en las que quedaron ambos vehículos. Además, un tercer coche resultó implicado y su conductor ileso cuando colisionó contra los restos del motor de uno de los vehículos que habían quedado esparcidos por la carretera.

Por su parte, la familia de Ortega Cano aseguró ayer que el diestro "no presentaba sintomatología de alcoholemia en el momento del accidente", por lo que no existe "conexión entre el siniestro y el consumo de alcohol". Además de anunciar que "se están estudiando acciones contra aquellos medios que hayan podido cometer cualquier ilícito penal o civil por este asunto al revelar información inexacta" que ha producido "daño a la imagen" del diestro.

Ortega Cano debía de haber sido operado hoy de un tobillo pero la aparición de fiebre ha impedido que entre en quirófano. Los médicos temen que pueda perder el pie ya que se le está necrosando. El diestro tiene una infección en el pulmón y esta puede ser la causa de la fiebre.