Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Empeora el estado de salud de Ortega Cano

El torero sufre problemas pulmonares y tiene un tobillo necrosado que puede llevarle a perder un pie

El estado de salud del torero José Ortega Cano, de 57 años, ha empeorado en las últimas horas. Según fuentes médicas y familiares, a sus problemas iniciales, consecuencia del accidente de coche que sufrió el pasado 28 de mayo y que desde entonces le mantienen en estado de coma, se ha unido ahora una infección en los pulmones. Esta nueva patología ha ido a más en las últimas horas y ha provocado al diestro un proceso de fiebre muy alta y problemas para respirar. Por todo ello los médicos han descartado que entre en quirófano aunque necesita ser operado de un tobillo que se le está necrosando peligrosamente, hasta tal punto que puede llegar a perder el pie.

Además, según las mismas fuentes, Ortega Cano está teniendo en los últimos días problemas en los riñones por lo que los médicos han decidido hacerle una diálisis.

El desánimo ha hecho mella en la familia. Aunque Ortega Cano no ha logrado salir del coma desde que tuvo el accidente, se encontraba estable dentro de la gravedad. Ahora, sin embargo, los médicos tienen problemas para mantenerle estable ya que su organismo presenta complicaciones derivadas de su gravedad tan prolongada en el tiempo.

El accidente de tráfico que ha colocado a Ortega Cano al borde de la muerte tuvo lugar sobre las 22.40 del 28 de mayo, cuando el vehículo del ganadero colisionó frontalmente con otro en la carretera A-8002 que une la capital hispalense con Castilblanco de los Arroyos. A consecuencia del impacto, falleció el conductor del otro vehículo, Carlos Parr, de 48 años. La familia del fallecido anunció ayer que había denunciado al torero y solicitado que se analizara la muestra de sangre que se le obtuvo cuando ingresó en el hospital Virgen Macarena de Sevilla.

El grupo de Atestados de Tráfico de la Guardia Civil ha abierto una investigación para esclarecer las circunstancias del suceso. Las primeras hipótesis apuntan a que el matador invadió el carril contrario provocando la colisión mortal. El lunes un grupo especial de este cuerpo estuvo en el lugar del accidente para realizar nuevas mediciones y simular el accidente. En 15 días emitirán su dictamen. Fuentes de la investigación siguen apuntando a que el suceso ocurrió por la velocidad inadecuada a la que circulaba Ortega Cano aunque tampoco se descarta que pudo sufrir un despiste por exceso de confianza ya que conocía muy bien la zona, próxima a su finca.