Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA CATÁSTROFE DEL 'PRESTIGE'

Casi 300 kilómetros de costa afectada y 42 millones en daños, primer balance del 'Prestige'

El petrolero se partió ayer en dos y se hundió frente a Galicia

Casi 300 kilómetros de costa afectada y 42 millones en daños, primer balance del 'Prestige'
EL PAÍS

Las tres manchas de fuel provocadas por el petrolero 'Prestige' han afectado ya a 295 kilómetros de costa y costará 42 millones de euros la reparación de los daños. Este es el primer balance hecho por el Ministerio de Medio Ambiente sobre el impacto del naufragio del petrolero en la costa gallega.

El ministro de Medio Ambiente, Jaume Matas, también ha confirmado que el Prestige ha provocado ya tres manchas de combustible que el viento podría arrastrar hacia la costa gallega.

DATO

Será necesario regenerar un millón y medio de metros cuadrados

Jaume Matas, que ha visitado esta mañana la zona, ha señalado que aún "están por ver" los daños definitivos que el vertido del petrolero ha provocado en la costa y que habrá que esperar a ver cómo evoluciona la situación en los próximos días y hacia dónde se dirigen las manchas.

El ministro ha pedido "prudencia" porque los "efectos de este desastre todavía no han finalizado". En estos momentos, hay un vertido importante formado por dos manchas grandes y una pequeña que habrá que ver hacia dónde va y si se puede desviar o recoger.

Según un informe realizado por el Gobierno sobre el litoral afectado, entre La Coruña y el Cabo de Finisterre, la extensión afectada tiene una longitud de costa de 295 kilómetros, con una zona de playa de cuarenta kilómetros, lo que supone que será necesario regenerar un millón y medio de metros cuadrados.

Desastre ecológico

Cuando ayer el buque se partió en dos añadió 6.000 toneladas de combustible a las 4.000 derramadas desde el miércoles.

El peligro persiste ya que las 67.000 toneladas que todavía quedan en sus depósitos, según las últimas estimaciones, podrían llegar también a las costas. Sin embargo, los técnicos están convencidos de que las bajas temperaturas del agua en la zona del hundimiento, con una profundidad de unos 3.600 metros, harán que el fuel se solidifique y no llegue al litoral.

En cualquier caso, el desastre ecológico en la zona es un hecho, dado que se han contaminado unos 200 kilómetros de costa. De momento se ha prohibido el marisqueo mientras la mancha de fuel amenaza las rías de Noia y Arousa, muy ricas en pesca.

La organización ecologista WWF/Adena aseguró ayer que el lugar donde finalmente se ha hundido el buque, cercana al Banco de Galicia, es una zona de gran riqueza ecológica y recordó que la misma había sido propuesta por su parte Area Protegida Marina. Consideró "un espacio único en el Oceano Atlántico" la zona, en la que, además, se produce "una gran concentración de especies", entre ellas, once tipos de tiburones y 86 especies de peces.

El responsable del Programa Marino de la organización ecologista, José Luis García Vargas, expresó que el Prestige era una "bomba ecológica" que circulaba por la costa gallega y que, finalmente, explotó "en una zona desconocida, pero de importancia ambiental elevadísima", por lo que consideró que el hundimiento supone "un desastre ecológico cuya magnitud final puede que nunca se llegue a conocer".

El Gobierno emprende acciones legales

El ministro de Justicia, José María Michavila, ha señalado hoy que el Gobierno ha emprendido ya acciones legales para pedir la reparación de daños y perjuicios al armador y a la aseguradora del buque Prestige por sus vertidos al mar y los daños ocasionados a la economía de Galicia.

Igualmente el Gobierno se ha dirigido ya, según ha explicado Michavila, al fondo de la ONU que fue creado precisamente para reparar daños provocados por vertidos de hidrocarburos al mar.

Además de estas vías, el ministro ha subrayado que el Gobierno y el Consejo de Ministros pondrán en breve en marcha los mecanismos y procesos para reparar los daños provocados por el vertido. Según el ministro, las autoridades españolas han actuado "con la máxima diligencia" para tratar de reducir en lo máximo posible los daños originados "por una catástrofe de estas dimensiones".

Más información