Pilar Alegría: “El desarrollo de las leyes educativas genera un ruido ensordecedor, artificial, que se evapora”

Los cambios que trae la nueva norma se aplicarán este curso “de forma gradual”, afirma en esta entrevista la ministra de Educación. La inspección no ha detectado infracciones de la Lomloe en los decretos de desarrollo aprobados por las comunidades autónomas, asegura

Pilar Alegría, Ministra de Educación después de la entrevista en el Misterio de Educación.Foto: Luis Sevillano | Vídeo: Olivia L. Bueno

Pilar Alegría se hizo cargo hace poco más de un año del Ministerio de Educación con la misión de rebajar el tono del debate y promover consensos en torno a la enseñanza. El primer objetivo se ha cumplido en buena medida. El segundo, en lo que se refiere a los partidos de la oposición, parece tan lejano como siempre. El curso escolar que empieza oficialmente este jueves traerá la implantación de la nueva ley educativa, la Lomloe. Alegría, nacida en Zaragoza hace 44 años y desde julio también portavoz del PSOE, manda en esta entrevista el mensaje de que el profesorado tendrá tiempo de incorporar, sin prisas, los cambios a su forma de dar clases.

Pregunta. ¿Hasta qué punto va a cambiar este curso la forma de enseñar con la nueva ley? Hay comunidades que todavía están aprobando estos días sus nuevos currículos educativos.

Respuesta. Yo creo que los cambios, que serán sobre todo en los cursos impares, se van a desarrollar con normalidad. Tengo una grandísima confianza en la profesionalidad de nuestros docentes. Aunque se aprueben leyes y se publiquen en el BOE, los cambios finalmente siempre los hacen posible los profesores y se irán produciendo de una manera gradual y paulatina.

P. ¿Cómo debería aprovechar el sistema educativo la bajada de la natalidad?

R. El descenso de natalidad, que no está siendo un proceso homogéneo en todas las comunidades, nunca es positivo. Pero si hubiera que buscar alguna consecuencia positiva que pudiera aprovecharse, una de ellas sería la mejora de las ratios de alumnos por aula.

P. ¿Cree que es mejor bajar la ratio de alumnos por clase en general o hacerlo allí donde más falta hace?

R. Las reducciones de ratio siempre son positivas. Ahora bien, lo que dicen numerosos expertos es que conseguir una mejora efectiva de la educación requeriría una bajada prácticamente a la mitad, a 15 alumnos, no pasar de 30 a 28 o de 25 a 23. Y habría que preguntarles a las comunidades autónomas, para quienes esa reducción supondría una cantidad de recursos no menor. La mejora también se puede conseguir quizá no tanto reduciendo el número de estudiantes por aula, sino la ratio de alumnos por profesor. Estoy pensando en el aumento de profesores de apoyo, medidas como la codocencia [dos profesores en el aula] y una mayor atención a la diversidad.

P. Ha anunciado un plan de 200 millones para adaptar los centros educativos a la subida de temperaturas. ¿Será solo para la escuela pública?

R. Llevamos tiempo observándolo, pero este verano se han evidenciado las causas y las consecuencias de la crisis climática. Estamos planteando planes de cooperación con las comunidades autónomas para preparar nuestros centros. Todos los fondos que transferimos para las comunidades autónomas van dirigidos a los centros sostenidos con fondos públicos, públicos y concertados, pero en este caso solo podrían distribuirse a los de titularidad pública.

P. ¿La idea es poner aire acondicionado?

R. Los programas de cooperación se elaboran con las comunidades autónomas, y cada una tiene una especificidad. Pero no hablamos solo de aire acondicionado. Hay aspectos que están dando muy buenos resultados en centros educativos, como la naturalización de los espacios de recreo.

P. El profesorado y las familias están preocupados por la pérdida de miles de puestos docentes con el fin de las medidas anticovid.

R. La apuesta por mantener o no recursos docentes va por barrios. Nosotros, donde tenemos la competencia directa, en Ceuta y Melilla, mantendremos prácticamente los mismos recursos, y me consta que hay comunidades autónomas que también han apostado por mantenerlos y otras que no. Desde el Gobierno llevamos desde que comenzó la pandemia distribuyendo entre las comunidades unos recursos históricos.

P. ¿Se han planteado movilizar algún fondo extra si la inflación acaba golpeando con mucha fuerza la vuelta al cole?

R. Movilizar recursos extras lo llevamos haciendo ya dos ejercicios presupuestarios. La competencia en materia educativa la tienen las comunidades autónomas, así aparece reflejado en sus estatutos de autonomía. Pero el Ministerio de Educación está haciendo una importante transferencia de fondos a través de planes de cooperación territorial dentro del acuerdo de cogobernanza con las comunidades autónomas que estamos ejecutando. Por ejemplo, más de 30.000 millones de euros de fondos covid en los dos últimos años [para el conjunto de servicios públicos], casi 60 millones de euros para los libros de texto este curso, y cantidades también muy importantes para impulsar la competencia digital de los docentes, programas de apoyo y refuerzo… El próximo ejercicio presupuestario vamos a seguir incluyendo fondos para mejorar la calidad educativa y afrontando cuestiones como la mejora de la salud mental y bienestar de nuestros estudiantes, la adaptación climática de los centros educativos… Cuestiones que sin ser estrictamente competencia del ministerio nos parecen fundamentales.

Pilar Alegría en un momento de la entrevista.
Pilar Alegría en un momento de la entrevista.Luis Sevillano

P. Las becas y ayudas sí son competencia del ministerio y en ese ámbito cabrían estas situaciones excepcionales.

R. Sí. Las becas que hemos aprobado este año tienen el montante más importante de la historia, con más de 2.100 millones de euros. Y esta semana, además, las hemos incrementado con 400 euros más por beneficiario, para ayudar a las familias y a los jóvenes en estos meses, que son difíciles y de incertidumbre.

P. ¿Quedará algún rastro de las medidas anticovid este curso? ¿Tienen previstas estrategias para recuperar los daños causados por la pandemia en los alumnos?

R. En mayo devolvimos a los centros a una situación muy similar a la normalidad, y antes de que empiecen las clases decidiremos si hay que hacer más modificaciones. Queremos poner en marcha un plan de salud y bienestar emocional de nuestros jóvenes, que incluirá formación para que los equipos docentes puedan ejercer una labor de prevención y que los propios estudiantes den la primera llamada de atención cuando vean que a un compañero en una situación complicada. Hay un primer plan, de 50 millones, que queremos ampliar en los nuevos presupuestos.

P. Hay quien opina que el ministerio no ha explicado lo suficiente a los profesores los cambios que trae la reforma educativa.

R. Las opiniones en el ámbito educativo siempre son plurales y las respeto. Muchos docentes ya estaban aplicando antes de que se aprobara la Lomloe muchas metodologías innovadoras y un aprendizaje por competencias. En el ministerio tenemos equipos elaborando materiales que vamos a hacer llegar a todos los centros, y financiando la mejora de las competencias digitales de nuestros profesores.

Pilar Alegría en la sede de su ministerio.
Pilar Alegría en la sede de su ministerio.Luis Sevillano

P. ¿Han detectado puntos que contradigan la Lomloe en el desarrollo que las comunidades han hecho de la ley?

R. Por ahora, no. Muchas veces, cuando se debate el desarrollo de las leyes y los decretos, se genera un ruido que seguramente es demasiado ensordecedor, artificial. Y cuando después se ve lo que publican las comunidades autónomas en sus boletines, la realidad es distinta, el ruido se evapora y hay un cumplimiento prácticamente total en las revisiones que ha desarrollado hasta el momento la Alta Inspección. Por ahora no hemos encontrado nada que contravenga la normativa básica.

P. Usted llegó con el planteamiento de apaciguar el debate educativo. ¿Cree que lo ha conseguido o que sigue igual?

R. Ojalá haya podido contribuir algo a ello y, si no ha sido así, voy a continuar con el mismo planteamiento. Creo que es uno de los primeros objetivos de cualquiera que ostente la responsabilidad que en este momento ocupo. No es sencillo, porque en el ámbito educativo siempre se genera un ruido que a veces es demasiado elevado. Creo que si saliéramos a preguntar a la calle, mucha gente diría que faltan acuerdos y consensos en materia educativa.

P. ¿El dinero que el ministerio está entregando a las comunidades para expandir la etapa de cero a tres años puede destinarse a conciertos?

R. El compromiso es crear en estos años más de 65.000 nuevas plazas de cero a tres, que es otra medida que ayuda a las familias, y el acuerdo que establecimos con la UE era para la creación de nuevas plazas públicas. Hubo comunidades que nos plantearon si podían usar los fondos para la red concertada. Trasladamos la cuestión a la Comisión Europea y todavía no tenemos respuesta. Así que los fondos transferidos hasta ahora son únicamente para la creación de oferta pública.

P. ¿Y cómo va la expansión de la Formación Profesional?

R. Hasta ahora hemos financiado la creación de más de 130.000 nuevas plazas. El compromiso era llegar a los 200.000 y claramente lo vamos a superar. Es la primera vez que España tiene más de un millón de estudiantes matriculados en Formación Profesional y estoy convencida de que van a seguir aumentando este curso.

P. ¿Qué posibilidades tiene el PSOE, ante el ciclo electoral que empieza, de darle la vuelta al efecto Feijóo?

R. No sé lo que es el efecto Feijóo. Encuestas hay para todos los gustos y públicos. Dicho esto, creo que el país y el continente europeo en su conjunto se encuentra en un momento complicado y no es en absoluto momento de pensar en las rentabilidades electorales, sino de trabajar en una rentabilidad social. Como Partido Socialista lo que nos corresponde es seguir gobernando y planteando medidas para mejorar la vida de los ciudadanos, de la mayoría social. Las elecciones llegarán en su momento. Y también diré que cuando el Partido Socialista está motivado y está unido, somos imparables.

Puedes seguir EL PAÍS EDUCACIÓN en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS