Castells, ministro de Universidades: “Nunca hubo ningún problema con el castellano en Cataluña”

El ministro recomienda que los estudiantes se hagan “un test” de covid antes de volver a casa por Navidad. Anuncia una ley que fijará “criterios estrictos” para poder abrir nuevas universidades

El ministro de Universidades, Manuel Castells, el día 17 en el Senado. En vídeo, sus declaraciones este miércoles.Vídeo: CHEMA MOYA / EFE / QUALITY

El ministro de Universidades, Manuel Castells, ha defendido este miércoles la nueva ley de Educación, conocida como ley Celaá, y ha opinado sobre el asunto más polémico de la norma, la desaparición de la referencia a que el castellano deba ser lengua vehicular en toda España. “Antes de 2013 no había ninguna indicación legal de que el castellano debía ser lengua vehicular y nunca hubo ningún problema en Cataluña, eso lo puedo decir por mi propia experiencia”, ha sostenido Castells (aunque nació en Hellín Albacete, el sociólogo creció y estudió en Barcelona, además de mantener una vinculación profesional con esta comunidad). Según Castells, lo que hace la nueva ley “es simplemente volver a la situación que existía y que fue alterada por una serie de iniciativas de distinto tipo que en el fondo envenenaron el clima de convivencia en una situación en que no había todos esos problemas”. El ministro ha hecho las declaraciones a preguntas de la prensa en una conferencia de prensa telemática organizada para abordar el impacto de la pandemia en los campus universitarios.

En realidad, antes del 2013 ―cuando la llamada ley Wert, aprobada por el PP, introdujo el término “vehicular” en una norma educativa― el uso del castellano en las escuelas catalanas sí había generado problemas y denuncias de familias que reclamaban que sus hijos recibieran enseñanza en dicha lengua. En 2010, el Tribunal Constitucional dictaminó, en línea con lo que ya había dicho en 1994, que en Cataluña, donde llevaba décadas funcionando un modelo de inmersión lingüística (en el que solo lengua y literatura castellanas se dan en este idioma), el castellano debía ser lengua vehicular. Ese mismo año el Tribunal Supremo dio la razón a tres familias catalanas que reclamaban que sus hijos fueran educados con el castellano como lengua vehicular. Y en 2015, el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña y el Supremo fijaron en un 25% la proporción de horas semanales que los hijos de varias familias recurrentes debían recibir en esta lengua.

Desde entonces, la justicia ha dictado en torno a 80 sentencias en el mismo sentido, según la Asociación por una Escuela Bilingüe, si bien los fallos solo han resultado de aplicación directa para los hijos de quienes han recurrido, y la Generalitat ha evitado hacer un cambio estructural.

Pruebas de coronavirus

El ministro ha recomendado, por otra parte, que los estudiantes universitarios se hagan “un test” del coronavirus antes de volver a casa por Navidad por “sentido común y para tranquilidad” de sus familias. El Ministerio de Sanidad está elaborando “unas recomendaciones” al respecto, ha afirmado Castells, que ha añadido que la decisión corresponderá finalmente a los servicios de salud pública de las comunidades autónomas.

Castells también ha manifestado, ante la reciente apertura de nuevas universidades privadas, que no le preocupa que siga aumentando su número, sino “que sean universidades”, en una referencia aparente a la escasa calidad de algunos de los nuevos campus. El ministro ha dicho que “en breve” se publicará un decreto que establecerá “criterios estrictos” para la apertura de nuevos centros universitarios.

Siga EL PAÍS EDUCACIÓN en Twitter o Facebook

Apúntese a la Newsletter de Educación de EL PAÍS

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Ignacio Zafra

Es redactor de la sección de Sociedad del diario EL PAÍS y está especializado en temas de política educativa. Ha desarrollado su carrera en EL PAÍS. Es licenciado en Derecho por la Universidad de Valencia y Máster de periodismo por la Universidad Autónoma de Madrid y EL PAÍS.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS