El Ministerio de Educación descarta el retraso del inicio del curso escolar

El departamento insiste en que sigue vigente el acuerdo con las autonomías para una enseñanza en su mayor parte presencial. El retorno a la Universidad se aborda el viernes

Labores de limpieza en un colegio de Monachil (Granada).
Labores de limpieza en un colegio de Monachil (Granada).Europa Press

El número de contagiados por la covid-19 no para de crecer y la idea de un retraso en el comienzo de las clases circula entre familias y profesores por lo que el Ministerio de Educación y Formación Profesional —a través de una portavoz— ha decidido frenar esta idea recordando este lunes que sigue vigente el convenio firmado el pasado junio por esta cartera y los gobiernos autonómicos (salvo Madrid y País Vasco). Este establece que el curso escolar arrancará “en las fechas habituales del mes de septiembre y con la presencialidad como principio general”. “El ministerio no está valorando ninguna modificación al respecto”, se insiste desde el departamento de Isabel Celaá. Aunque los gobiernos autonómicos se inclinan ahora, vista la preocupante situación, por sacrificar parte de las clases presenciales, en especial entre los alumnos más mayores.

Más información
Tensión por la vuelta a clase: los centros afrontan el inicio de curso sin los medios ni el personal necesarios ante los rebrotes

El 15 de agosto la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, caldeó más el ambiente de inquietud generalizada al reclamar al Gobierno de Pedro Sánchez “pilote” el retorno escolar. Por eso el ministerio recuerda este lunes que la fecha de inicio del curso es competencia de cada autonomía, por lo que no comienza al mismo tiempo en toda España. Hasta el arranque del curso en cada territorio se van a suceder las noticias educativas, pues las consejerías del ramo tienen que readaptar sus previsiones ―barajan tres o cuatro escenarios distintos, hasta la docencia 100% online si hay un nuevo confinamiento― ante el avance del coronavirus. Un movimiento de familias clama por la insumisión y anuncia que no llevará a sus hijos a la escuela por temor al contagio, mientras que los sindicatos de profesores denuncian falta de medios.

Desde París, donde este lunes concluía una visita oficial de tres días, la vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, sostuvo que el Ejecutivo ya hizo “lo que le tocaba” en julio, cuando “puso sobre la mesa un protocolo” de sanidad para las escuelas y destinó 2.000 de los 16.000 millones dedicados a las comunidades autónomas a educación, informa Silvia Ayuso. “¿Que toca seguir ayudando? Naturalmente, como siempre, volvemos a reunir a las comunidades autónomas, al Ministerio de Sanidad, al de Educación. Pero lo que no puede hacer el Gobierno de España es invadir competencias que no tiene”, subrayó Calvo. La vuelta a clase era uno de los temas que la vicepresidenta tenía previsto discutir en su encuentro este lunes con el primer ministro francés, Jean Castex. Ante el inicio casi en paralelo de las clases  a los dos lados de la frontera, el objetivo común es “tener una estrategia responsable para un curso que no puede ser un curso baldío” para los estudiantes, explicó. Se trata de lograr un “curso escolar que, en la medida de lo posible, sea lo más normal posible, por todo lo que le va a una sociedad en la educación y, además, para preservar a los niños y niñas de lo que pueda haber sido el lastre de haber vivido el confinamiento en edades tempranas”, todo ello “preservando su salud”, resumió.

Este lunes Cataluña ha detallado su protocolo de actuación. Reduce el aforo en las aulas (20 en primaria) y se realizarán 500.000 test pcr en escuelas e institutos. La semana pasada esta comunidad ya anunció un uso más estricto de la mascarilla como Galicia. Murcia y Madrid ―que este martes presenta su plan y donde los sindicatos amenazan con ir a la huelga―, prevén que la enseñanza no sea totalmente presencial.

Y este jueves se reúnen todos los consejeros de educación y sanidad para abordar la situación en presencia de ambos ministros, Celaá y Salvador Illa, y la responsable de Política Territorial y Administración Pública, Carolina Darias. Celaá, por su parte, ha solicitado comparecer en el Congreso para informar sobre el año escolar.

Retorno universitario

En la Universidad no existe el problema de conciliación familiar y las universidades públicas tienen autonomía de gestión, pero casi todas ―siguiendo el protocolo del ministerio del ramo― van a apostar por una docencia semipresencial. El ministro Manuel Castells tiene previsto reunirse a finales de semana con la comisión delegada de la Conferencia General de Política Universitaria ―que representa a los gobiernos autonómicos― y con la conferencia de rectores (Crue) para ultimar detalles del inicio de curso.

Siga EL PAÍS EDUCACIÓN en Twitter o Facebook

Apúntese a la Newsletter de Educación de EL PAÍS

Sobre la firma

Elisa Silió

Es redactora especializada en educación desde 2013, y en los últimos tiempos se ha centrado en temas universitarios. Antes dedicó su tiempo a la información cultural en Babelia, con foco especial en la literatura infantil.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS