_
_
_
_
_

Grupo Volkswagen aprueba la salida a Bolsa de Porsche

El grupo logrará recursos de sus vehículos más rentables, cuyos ingresos seguirán en su balance financiero

Salida a Bolsa de Porsche
Oliver Blume, consejero delegado de Grupo Volkswagen y de Porsche.

No hay marca que le dé más margen a Grupo Volkswagen que Porsche. Cada uno de sus vehículos le aporta un margen operativo medio de 17.800 euros, una cifra muy superior a la de Audi (en torno a 6.400 euros) o a la de la marca madre, Volkswagen, que apenas aporta 1.500 euros por coche vendido, según el informe del primer semestre del consorcio automovilístico. Y ahora el consorcio alemán quiere sacar lustre a ese activo, sacándalo a Bolsa a finales de septiembre o inicios de octubre. La decisión la confirmaron los consejos de administración y de supervisión del grupo en su reunión de este lunes.

La decisión se enmarca en la estrategia del grupo de sacar rédito de sus activos más potentes para conseguir recursos con los que impulsar su plan de inversión. Ya sacó al parqué su filial de camiones y ha anunciado su deseo de seguir los mismos pasos con PowerCo, lacompañía a través de la cual pretende gestionar sus plantas de celdas de baterías. “La salida a Bolsa dará al grupo más flexibilidad empresarial para aplicar la estrategia New Auto y generaría un viento de cola tangible para la transformación hacia una empresa de movilidad integrada”, ha señalado a través de un comunicado el director financiero del grupo, Arno Antlitz.

Los planes del grupo siguen incólumes pese al despido en julio pasado del que era hasta entonces el consejero delegado del consorcio, Herbert Diess. De hecho, el nombramiento de su sucesor daba más fuerza a la salida al parqué de Porsche, puesto que el grupo lo liderará Oliver Blume manteniendo su posición como primer ejecutivo de la marca de deportivos.

Para llevar a cabo la operación, el capital de Porsche se dividirá en un 50% de acciones preferentes y un 50% de acciones ordinarias. Un 25% se colocará en Bolsa. Porsche Automobil Holding, accionista mayoritario de Grupo Volkswagen, controlará el 25% más una acción del capital de Porsche tras comprárselo a Volkswagen con una prima del 7,5% sobre el precio de salida de la venta, que Bloomberg sitúa entre los 60.000 y los 85.000 millones de euros, de acuerdo a casas de análisis. El fondo soberano de Catar (Qatar Investment Authority) ha planteado su deseo de quedarse con un 4,9% de las acciones. Otros paquetes serán ofrecidos a inversores privados de Austria, Suiza, Francia, Italia y España. El 49% de los ingresos brutos de las operaciones se distribuirán en dividendos.

El millón de vehículos que Porsche vende al año y los ingresos seguirían figurando en el balance de Volkswagen, que incorporaría a la marca de lujo por consolidación global.

En un momento de transformación sin igual de la industria de la automoción y con el golpeo de la crisis sanitaria a todas las marcas que compiten por volumen, las marcas de lujo se han convertido en un oasis de rentabilidad. El caso más conocido es el de los supercoches de Ferrari, valorada en 33.000 millones de euros y que afronta una inversión de 4.400 millones de euros para electrificarse, estrategia que Porsche ya ha iniciado.

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance.
RECÍBELO EN TU CORREO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Dani Cordero
Dani Cordero es redactor de economía en EL PAÍS, responsable del área de industria y automoción. Licenciado en Periodismo por la Universitat Ramon Llull, ha trabajado para distintos medios de comunicación como Expansión, El Mundo y Ara, entre otros, siempre desde Barcelona.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_