La Seguridad Social estima que en octubre se crearán más de 91.000 nuevos empleos

Se mantienen al alza las afiliaciones por sexto mes consecutivo, y en las dos primeras semanas 30.000 trabajadores salieron del ERTE

El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, este lunes en Madrid.Vídeo: ALBERTO ORTEGA / EUROPA PRESS/ EUROPA PRESS

La recuperación del mercado de trabajo camina de forma sostenida y lo hace con especial brío en el mes de octubre, que terminará con más de 91.000 nuevos empleos, según ha desgranado este lunes José Luis Escrivá, ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, tomando como referencia los datos obtenidos por su departamento durante la primera quincena del mes. Escrivá los ha calificado como “relativamente inhabituales”, ya que sumando estos a los registrados desde el mes de mayo elevan hasta 630.000 las afiliaciones obtenidas durante este periodo, una cifra muy superior a la registrada entre julio y octubre del año pasado, el periodo con mejores números hasta el momento. A la recuperación laboral también ha contribuido un mes más la merma en el número trabajadores en ERTE, que a 15 de octubre agrupaba a un total de 208.847 personas, lo que supone un mordisco del 13% a la bolsa con la que concluyó el pasado mes de septiembre.

“Estamos ante una extraordinaria evolución del mercado de trabajo”, ha valorado el ministro de Seguridad Social, que ya proyectó para finales del mes de octubre, tomando como referencia los datos obtenidos hasta el día 15, la creación de 91.635 empleos, lo que daría como resultado un montante total en el número de afiliaciones de 19.701.007, no solo la cota más elevada en lo que va de año, sino superior incluso a los datos de 2019. El récord se mantiene incluso restando a los trabajadores en ERTE ―quienes dentro de estas estadísticas cuentan como afiliados a pesar de no estar trabajando en muchos casos―, puesto que la cifra se rebajaría hasta los 19.559.733, un resultado superior al de febrero de 2020, 19.479.814, el último mes prepandémico.

A pesar de que los sectores en los que se han concentrado un mayor número de afiliaciones son aquellos en los que la pandemia ha incidido con mayor dureza, como la hostelería (+2,57%), la creación de empleo se ha extendido especialmente a otras dos ramas: industrias extractivas (1,13%) y actividades inmobiliarias (0,95%). “El mercado laboral sigue mostrando dinamismo en un mes en que habitualmente no suele producirse”, ha indicado Escrivá.

El de este octubre, el sexto mes consecutivo en el que crece la afiliación, es un periodo especialmente llamativo para contemplar la evolución del número de empresas que mantienen a sus trabajadores en ERTE, por tratarse del último en el que se mantiene vigente el actual esquema de protección, que transitará en noviembre al nuevo modelo ―hasta el 28 de febrero de 2022― que los vincula a la formación. Sin embargo, Escrivá no ha querido trasladar las estimaciones que manejan en su departamento acerca de la cantidad en que podría rebajarse el número de trabajadores suspendidos dentro del nuevo escenario normativo. Sí ha detallado, por contra, que para llegar a los 208.847 trabajadores en ERTE actuales, se ha producido una salida de 30.382 en los últimos quince días, esto es, un 13% del total. Esto supone una merma considerablemente mayor que la reflejada en las dos primeras semanas de septiembre, cuando el porcentaje apenas alcanzó el 7,4%, y que se sitúa muy cerca de los guarismos de agosto, 13,5%. Sumando todas estas salidas, ya se han reincorporado al mercado de trabajo un 67% de los cobijados bajo los ERTE que había a cierre de abril, esto es, unas 430.000 personas.

La progresiva recuperación de la actividad gracias a la mejoría de la situación sanitaria también se refleja en la modalidad de los expedientes de regulación temporal de empleo que se mantienen todavía vigentes. Un mes más, el número de aquellos que tienen su ocupación suspendida de forma total ha bajado hasta colocarse en las 140.169, mientras que 68.678 la tienen reducida parcialmente, aproximadamente uno de cada tres. A pesar de que sectores como el turismo todavía no han podido recuperar la normalidad, la caída de las restricciones les ha permitido reinsertar a sus trabajadores. Es el caso de los servicios de alojamiento, que a 15 de octubre han rescatado a más de un 20% de la plantilla.

Geográficamente, son los territorios con una mayor afectación por el coronavirus como los insulares aquellos que a pesar de concentrar a un mayor número de trabajadores en ERTE copan la lista de integraciones: Baleares (-37%) lidera la tabla por delante de Castilla y León (-23%) y Navarra (-21%).

Refuerzo del ingreso mínimo

Antes de detallar la mejoría del mercado de trabajo, Escrivá y la ministra de Derechos Sociales, Ione Belarra, han explicado las mejoras que contempla el nuevo marco de actuación del ingreso mínimo vital (IMV), y que, como se anunció la semana pasada, contempla ayudas de hasta 100 euros por hijo. “Con esta adaptación queremos ampliar el ámbito de cobertura del IMV para combatir distintas formas de pobreza y mejorar su gestión administrativa para que sea más ágil”, ha subrayado Belarra. “Se trata de una prestación viva que tenemos que ir adaptando”, ha añadido Escrivá.

Además de incorporar un complemento de distinto importe para aquellas familias que reciben actualmente el ingreso mínimo vital ―100 euros por hijo a cargo menor de tres años, 70 euros para aquellos hogares con hijos de tres a seis años y 50 a partir de los seis―, los dos ministros han anunciado otros cambios dirigidos a extender el rango de actuación de la prestación. Entre ellos está la reducción del plazo de antigüedad de la unidad de convivencia de 12 a 6 meses para acceder a la prestación y de 3 a 2 años de la acreditación de vida independiente en los casos de menores de 30 años.

De igual forma, se convertirá en permanente la posibilidad de solicitar el IMV por los ingresos del año en curso y se elevarán los umbrales de renta y patrimonio para estos casos. Como último punto, entre las propuestas que deberán ser ratificadas dentro del Proyecto de Ley que se debatirá en sede parlamentaria se encuentra la igualación de las condiciones de las familias monoparentales con cuatro o más hijos o menores a cargo, la compensación del sobrecoste que tienen las personas con discapacidad (superior al 65%), con un complemento del 22% para la unidad de convivencia y la excepción del cómputo de rentas de las prestaciones que reciben las personas por dependencia, la pensión de alimentos o las prestaciones o subsidios por desempleo.

Actualmente 350.000 hogares son perceptores del ingreso mínimo vital ―que orbita entre los 469,93 y los 1.033,85 euros al mes según la unidad familiar―, en los que viven 800.000 personas, y de los cuales 320.000 son menores de edad. En el Proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado para 2022 la partida asignada al IMV es de 2.966 millones de euros.

Sobre la firma

Gorka R. Pérez

Es redactor de la sección de Economía y está especializado en temas laborales. Ha desarrollado la mayor parte de su carrera en EL PAÍS. Antes trabajó en Cadena Ser. Es licenciado en Periodismo por la Universidad del País Vasco y Máster en Información Económica de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS