El Gobierno de Francia desaconseja a sus ciudadanos viajar a España y Portugal por la variante delta

El secretario de Estado de Asuntos Europeos sugiere que España ha sido laxa en los controles a la entrada de turistas

Varios pasajeros llegan al aeropuerto de Barajas, en Madrid, el pasado junio.
Varios pasajeros llegan al aeropuerto de Barajas, en Madrid, el pasado junio.Pablo Blázquez (Getty)

El Gobierno francés llamó este jueves a sus ciudadanos a evitar España y Portugal como destino turístico ante el avance de la variante delta del coronavirus, descubierta en la India a finales de 2020 y hasta un 60% más contagiosa. El secretario de Estado de Asuntos Europeos, Clément Beaune, aconsejó a los franceses, en una entrevista televisiva, quedarse este verano en Francia o visitar otros países, y dio a entender que España había sido laxa en los controles a la entrada de turistas. “Digo a quienes no hayan reservado aún sus vacaciones que eviten España y Portugal en sus destinos”, dijo Beaune en la cadena France 2. “Es un consejo de prudencia, una recomendación en la que insisto. Mejor quedarse en Francia o ir a otros países”.

El embajador de España en Francia, José Manuel Albares, reaccionó a las palabras de Beaune en la cadena televisiva BFM-TV pidiendo “prudencia en las declaraciones” y “concertación entre los países europeos”. Y añadió: “Animo a todos los franceses que lo deseen a ir este verano a España con el estricto respeto de las medidas sanitarias en vigor España, que son las [vigentes] en el marco europeo. No, no hay nada que temer para los turistas franceses si quieren ir a España, que sigue siendo un país acogedor”.

En al menos cuatro comunidades españolas, la variante delta es ya mayoritaria. El último informe del Ministerio de Sanidad cifra su presencia en torno al 11% de los casos de coronavirus, pero los expertos aseguran que la transmisión real es mayor y su expansión es “explosiva”.

La variante delta está obligando a París a reajustar sus cálculos sobre el regreso a una cierta normalidad en estas vacaciones veraniegas. El presidente Emmanuel Macron ha convocado el próximo lunes un Consejo de defensa sanitario ―el organismo que dirige la política sobre la pandemia en el palacio del Elíseo― para estudiar medidas ante el avance de la variante.

En vídeo, declaraciones del secretario de Estado francés para Asuntos Europeos.Vídeo: REUTERS/Benoit Tessier / REUTERS-QUALITY

Para el Gobierno francés es un motivo de preocupación el elevado tráfico de turistas franceses a los vecinos del Mediterráneo, y la posibilidad de que regresen con el virus en un momento en el que la situación epidemiológica parecía controlada, pero cuando aún una mayoría de la población no está vacunada.

“Seguimos en particular la situación de países donde, en efecto, el aumento es muy rápido: Portugal, España. Cataluña en particular, donde van muchos franceses para ir de fiesta o de vacaciones”, dijo Beaune. “¡Atención! ¡Mucha prudencia! Decidiremos en los próximos días, pero podríamos poner medidas reforzadas”. Más tarde, en la cadena France Info, y tras el revuelo que causaron sus palabras, el secretario de Estado precisó que “no existe ninguna prohibición, incluso hoy espero a estos países”.

A la pregunta de la entrevistadora sobre si algunos países europeos habían relajado demasiado los controles de entrada para salvar la temporada turística, Beaune respondió: “Lo temo. Por eso hemos sido extremadamente claros con nuestros socios europeos, sobre todo en el hecho de que hacen faltan controles a cada entrada. Un país como Grecia, que había mostrado un cierto laxismo en las últimas semanas, ha reforzado sus dispositivos de control a la entrada. Y mejor así, porque creo que tranquiliza a los extranjeros, a los turistas, a los franceses que irán a Grecia”.

El secretario de Estado, hombre fuerte de Macron en temas de la Unión Europea, pidió a los socios europeos que solo reconozcan, como condición para entrar en sus territorios, las cuatro vacunas autorizadas por la UE. Y añadió: “Hay algunos países, como España, que se sintieron tentados o reconocieron en algún momento ciertas vacunas como la rusa o la china. Les decimos a los socios europeos: atención: estas vacunas, no.”

EL PAÍS de la mañana

Despiértate con el análisis del día por Berna González Harbour
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Marc Bassets

Es corresponsal de EL PAÍS en París y antes lo fue en Washington. Se incorporó a este diario en 2014 después de haber trabajado para 'La Vanguardia' en Bruselas, Berlín, Nueva York y Washington. Es autor del libro 'Otoño americano' (editorial Elba, 2017).

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS