Energía Eléctrica

Los hogares vulnerables pagarán un IVA reducido del 10% en la factura de la luz hasta fin de año

El resto de clientes disfrutará de la rebaja fiscal mientras los precios sigan elevados. El Consejo de Ministros aprueba la bajada del impuesto sobre el valor añadido y del de generación para mitigar el encarecimiento de la electricidad

La vicepresidenta cuarta y ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera.
La vicepresidenta cuarta y ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera.Mariscal / EFE

El Consejo de Ministros ha aprobado este jueves la bajada del IVA de la luz del 21% al 10% y la suspensión del impuesto de generación eléctrica para mitigar en el recibo de la luz el impacto del fuerte encarecimiento del precio de la electricidad en el mercado mayorista. La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha asegurado en rueda de prensa que estas medidas fiscales abaratarán la factura más de un 10% para los consumidores domésticos. Su departamento calcula que la rebaja del IVA supondrá un ahorro de seis euros mensuales para un hogar medio —36 euros hasta final de año―, mientras que la suspensión del impuesto de generación implicará una rebaja de entre el 2% a un 3% para los consumidores domésticos, de un 3% a un 6% para pymes y empresas medianas, y cerca de un 6% para la gran industria.

Más información

Ambas medidas serán temporales. La rebaja en el IVA se aplicará hasta fin de año a los consumidores con potencia contratada de hasta 10 kilovatios (kW) ―la práctica totalidad de hogares―, siempre que el precio medio mensual del mercado mayorista de la electricidad esté por encima de los 45 euros por megavatio/hora (MWh). El tipo reducido del 10% se mantendrá para los consumidores vulnerables severos hasta fin de año, sin importar la potencia que tengan contratada ni la fluctuación de los precios. El impuesto de generación, que grava con un 7% la producción de electricidad ―un tributo que pagan las empresas, pero que repercuten en el recibo―, estará suspendido durante tres meses.

“Hay que tener en cuenta que la potencia media contratada por los consumidores domésticos es en torno a 4,1 kilovatios. Por lo tanto, son la práctica totalidad de los hogares españoles los que se verán beneficiados”, ha señalado Montero en referencia al IVA. Según los cálculos del Gobierno, habrá más de 27 millones de hogares, autónomos y empresas que se beneficiarán de la medida ―el 97,5% del total de hogares y el 72,5% de los contratos de suministro de electricidad de empresas y negocios―; los consumidores severos suman más de 612.000 hogares.

Montero también ha detallado el impacto sobre los ingresos públicos: “La reducción del IVA va a suponer un ahorro para las familias en torno a 857 millones de euros”. La ministra ha añadido que el impacto de esta rebaja no repercutirá en su totalidad en las cuentas públicas en 2021, ya que los últimos meses del año se imputan al ejercicio de 2022. “Habrá un impacto real en 2021 de 566 millones”. La suspensión del impuesto de generación reducirá la recaudación en unos 400 millones, pero tendrá un efecto neutro en el déficit.

Las asociaciones de consumidores consideran que las medidas adoptadas solo suponen un parche que no soluciona los problemas estructurales del mercado. De esta forma se han manifestado tanto Facua como la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU). Ambas piden acometer una reforma de calado para acabar con la sobrerretribución de determinadas tecnologías ―una medida en la que el Gobierno está trabajando―, así como mantener de forma indefinida el IVA reducido al suministro eléctrico.

La ministra de Hacienda ha señalado que la rebaja del impuesto sobre el valor añadido ha sido comunicada a Bruselas ―que vigila a con atención a España al considerar que hace un uso excesivo de los tipos reducidos de IVA― y que se revisará a finales de año para analizar su impacto y eventual prolongación. Además, ha recordado que el comité de expertos para la reforma fiscal, que tendrá que presentar sus conclusiones a inicios del año que viene, está revisando en su totalidad el sistema tributario.

Precedentes

El Gobierno ya había suspendido el impuesto de generación a finales de 2018, durante seis meses, con el objetivo de aliviar el peso del suministro eléctrico para el bolsillo del consumidor. Entonces, los precios en el mercado mayorista habían roto la barrera de los 70 euros el MWh, unos niveles elevados y aun así muy por debajo de los actuales, que llevan semanas en máximos y que amenazan con mantenerse a lo largo del año: el miércoles de la semana pasada el precio medio del MWh se situó en 94,63 euros, la tercera marca más elevada de la historia y la más alta de los países del entorno.

La ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, ha insistido este jueves en que este fuerte encarecimiento de la electricidad en el mercado se debe principalmente a elementos exógenos. “Hay determinadas circunstancias que exceden de la capacidad de acción del Gobierno”, ha dicho en referencia al encarecimiento en los precios del gas y del CO₂, que viaja por encima de los 50 euros la tonelada. “El conjunto de los mercados de electricidad en Europa está viviendo precios parecidos”, ha añadido. “Es una coyuntura complicada en un momento difícil de relanzamiento de la economía, y por eso tenemos que estar muy pendientes del impacto en los consumidores y pensamos que era fundamental aliviar esa factura eléctrica a través de medidas fiscales”.

Ribera ha recordado que estas medidas adicionales a corto plazo se suman a otras de carácter estructural en las que está trabajando el Gobierno, dirigidas a mitigar el impacto de los altibajos del mercado en el recibo de la luz. Uno de ellos es el Fondo Nacional para la Sostenibilidad del Sistema Eléctrico, con el que sacará el coste de las primas a las renovables del recibo de la luz con el objetivo de abaratar un 13% la factura en los próximos cinco años. También acaba de poner en marcha un anteproyecto de ley que limite el dividendo del carbono de las centrales no emisoras, sobre todo nucleares e hidroeléctricas. “Nuestro esfuerzo y prioridad ha sido desde junio de 2018 trabajar en las medidas estructurales en torno a la energía, porque estamos convencidos de que no es posible tener éxito sin abordar los problemas de fondo de un sistema que necesariamente debe evolucionar”, ha resumido la ministra.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

EmagisterBECAS VERANO

Lo más visto en...

Top 50