Tarifas eléctricas

El calor y el CO₂ impulsan el precio de la luz en España al máximo europeo

La factura eléctrica vuelve a marcar altos niveles y augura un junio de récord

 Una pensionista revisa su factura de la luz.
Una pensionista revisa su factura de la luz. VÍCTOR SAINZ

El precio de la electricidad continúa al alza. Para hoy ha marcado 94,63 euros por megavatio/hora (MWh) en el mercado mayorista para España y Portugal, lo que lo sitúa en la tercera cota más alta de la historia, según los datos del Operador del Mercado Ibérico de Electricidad (OMIE). Tan solo ha sido superado por los 94,99 euros MWh que alcanzó el 8 de enero, durante el temporal Filomena y el máximo histórico diario, registrado el 11 de enero de 2002, que fue de 103,76 euros. Los 94,63 euros son los más altos de los mercados mayoristas de Europa.

La previsión es que puede seguir al alza si no aminora el calor y por los altos precios de los derechos de CO₂, que ayer estaban en torno a los 51,3 euros/tonelada, y del gas, que mantiene un rally alcista similar. En el caso del CO₂, el 1 de marzo estaba en 37 euros y llegó a un máximo de 57 el 19 de mayo. La incidencia en el precio mayorista es el 36% sobre ese precio de 51,3 euros (algo más de la tercera parte): es decir, de los 94,63 euros del precio del MWh, casi 18,50 euros se corresponden con el CO₂.

Por su parte, el gas ha escalado un 1,9% entre el 29 de mayo y el 11 de junio hasta los 25,96 euros MWh, ―0,49 euros más que la quincena anterior― según el boletín de GasIndustrial. La escasez de suministro proporciona apoyo alcista adicional en los precios de gas y evita que la menor demanda relaje los precios. Los precios máximos se han producido en Bélgica con 28,92 euros MWh, y los mínimos en Francia con 24,67 euros MWh. Destaca que todos los hubs europeos sigan muy por encima de la fórmula indexada al crudo brent.

En consecuencia, en el sector se augura que la factura de la luz de junio romperá barreras. El mes lleva camino de tener la segunda media más cara de todos los tiempos con 88,11 euros (impuestos incluidos), según la asociación de consumidores Facua, que también culpabiliza al nuevo sistema tarifario de periodos horarios porque “representa por sí solo un incremento en el precio, especialmente a las economías más desfavorecidas”.

Facua sostiene que si se extrapolan al mes completo los precios del 1 al 15 de junio, el recibo del usuario medio (una potencia contratada de 4,4 kW y un consumo de 366 kWh mensuales) sufriría una subida interanual de 27,53 euros. Solo tendría por delante los 88,66 euros del primer trimestre de 2012. El incremento interanual de estos 15 días representa para el usuario medio un 45,4% más con respecto a junio de 2020, cuando el recibo mensual se situó en 60,58 euros. La factura del usuario medio del pasado mayo fue de 82,13 euros.

Sobre el consumo en los tres tramos horarios del nuevo sistema de facturación, la asociación ha tomado como referencia el actual perfil de usuario medio sin discriminación horaria publicado por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), según el cual se consume el 45% de la electricidad en el horario valle, el 29% en el horario punta y el 26% en el horario llano.

Fuentes del sector apuntan, no obstante, que el año pasado fue atípico y el precio medio del MWh fue de 36 euros, excepcionalmente bajo frente a la media de años anteriores que rondaba los 46 euros, lo que hace que la comparación de Facua sea muy cuestionable. Asimismo, subrayan que la asociación no menciona el aumento del CO₂ y que en junio del año pasado el sistema de peajes era distinto al que ha entrado en vigor este mes.

El precio del kW ha pasado de 4,30 euros mensuales (para un mes de 30 días) a 3,69 euros de media (3,21 euros en horario punta más 0,15 euros en valle y el margen de comercialización de 0,33 euros), según apunta Facua. El precio medio del kilovatio hora (kWh) del 1 al 15 de junio ha sido de 13,62 céntimos en horario valle (siempre con los impuestos incluidos), 18,19 céntimos en horario llano y 30,35 céntimos en horario punta. En junio de 2020, el precio medio sin discriminación horaria fue de 11,31 céntimos; en junio de 2019, 13,78 céntimos. En cuanto a la media del pasado mayo, fue de 17,20 céntimos.

Si se ponderan los consumos del usuario medio en cada tramo horario, el precio medio del kWh estos primeros 15 días de junio asciende a 19,65 céntimos, un 73,7% por encima de los 11,31 de junio de 2020. El precio se acerca al pico histórico de la segunda semana de enero de 2021 (del 8 al 14), cuando alcanzó los 20,64 céntimos.

El precio del mercado mayorista supone el 24% de la factura eléctrica. Se completa con los peajes (pagos por el transporte y la distribución) y los cargos (costes asociados al fomento de las renovables, las anualidades del déficit de tarifa y las extrapeninsulares), que suponen en torno al 55%, y los impuestos (21%).

Precios residenciales

Según datos de Eurostat de 2019, que apenas cambiaron en 2020 (la pandemia hizo que fuera un año atípico y que sea mejor utilizar el año anterior), España es el quinto país más caro en precio residencial, con un precio ligeramente superior a los 25 céntimos kWh. Por delante, a la cabeza está Alemania, con algo más de 30 céntimos. Después figuran Bélgica, Dinamarca e Italia. Irlanda, Portugal, Chipre, Reino Unido y Países Bajos completan los 10 primeros. La media europea estaba en torno a los 22,50 céntimos kWh.

La evolución de los precios de la electricidad depende cada vez más de la participación de las renovables en la generación eléctrica, marcando las diferencias entre los países europeos. “Las diferencias de los precios mayoristas entre Alemania y España radican en que sople el viento en el norte de Europa o lo haga en la península Ibérica. Marginalmente, Alemania tiene un precio menor porque utiliza el carbón y no el gas. Sin embargo, el Reino Unido utiliza el gas más tiempo como precio marginal y por eso es el más caro”, según Antonio Merino, director del servicio de Estudios de Repsol.

Precisamente, como apunta Merino, aunque el precio del pool en 2019 fue de 47,7 euros MWh, el recibo de la luz tuvo que soportar que un 37% de la energía eléctrica recibiera un precio mayor vía subvenciones, equivalente a más que doblar ese precio. En total, las renovables y la cogeneración se llevaron 12.325 millones de euros, según datos de la CNMC.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterBECAS VERANO

Lo más visto en...

Top 50