Falsos autónomos

La Seguridad Social devuelve las cuotas pagadas a repartidores declarados falsos autónomos

J.C.G y J.N. recibirán las cotizaciones que pagaron cuando fueron ‘riders’ de Glovo y Deliveroo, lo que abre la puerta a centenares de casos en situación similar

Repartidores de Glovo y Deliveroo, en una foto de archivo.
Repartidores de Glovo y Deliveroo, en una foto de archivo.

La Seguridad Social ha decretado la devolución de las cuotas de autónomos pagadas por repartidores de Glovo y Deliveroo a la Administración tras ser declarados empleados de estas empresas por un Tribunal Superior de Justicia. En concreto, este periódico ha identificado a dos falsos autónomos a los que se les devolverán estas cuotas y a los que podrían sumarse centenares de casos amparados por sentencias de altos tribunales.

J.C.G. ingresó en septiembre las cuotas de autónomo que abonó durante su etapa como repartidor: 1.261,03 euros en concepto de devolución de ingresos indebidos y 96,07 euros más en intereses, tras haber trabajado con Glovo durante un año, entre octubre de 2017 y octubre de 2018.

En el escrito, la dirección provincial de Asturias de la Tesorería General de la Seguridad Social justifica esta devolución tras haberse “eliminado su alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos en aplicación de la Sentencia Judicial por la que se reconoce como relación laboral por cuenta ajena su vinculación con la empresa GLOVO APP 23, S.L.”.

El dictamen al que hace referencia el texto lo emitió en julio de 2019 el TSJ de Asturias y fue la primera sentencia ganada por un repartidor en un tribunal superior en España. En ella, se reconocía la relación laboral entre Glovo y el repartidor después de que J. C. G. denunciase un despido improcedente. “Me echaron de un día para otro por falta de profesionalidad con mis compañeros, según ponía en el correo electrónico. Era absurdo”, cuenta el afectado.

Como él, muchos otros riders que también han sido declarados asalariados por tribunales, han intentado recuperar las cuotas pagadas mientras trabajaron como autónomos, pero la Seguridad Social de momento no se ha pronunciado, como explica Rubén Ranz, coordinador de la división de UGT especializada en plataformas digitales: “El resto de repartidores está esperando una sentencia del Tribunal Supremo. Hay gente a la que la Seguridad Social le ha dicho que hasta que no haya sentencia del Supremo no les devolverán las cuotas”.

Según J. C. G., a él ya le han devuelto el dinero, a diferencia de sus compañeros, porque ya tiene una sentencia firme, ya que Glovo abandonó el caso tras el fallo de la Sala de lo Social del alto tribunal asturiano. De hecho, esa sentencia fue recogida en el argumentario del Tribunal Supremo en el juicio de Isaac Cuende de septiembre de 2020, la primera vez en que el Supremo declaraba falso autónomo a un repartidor.

La Seguridad Social recuerda que “en el caso de que exista una sentencia firme y si en la sentencia se establece así, se reclamarán las cuotas a la empresa y, en el caso de que se realice un cambio de encuadramiento [el afectado pase de cuenta propia a cuenta ajena], al trabajador se le devuelven las cuotas”.

J. N. es otro de los repartidores a quien la Tesorería decretó en diciembre la devolución de las cuotas y está a la espera de recibir el dinero en su cuenta. En su caso, relata, lleva reclamando desde febrero. “Después de no sé cuántos correos por fin me lo han concedido pidiéndolo por un formulario en la web de la Seguridad Social”, afirma por teléfono.

J. N. está pendiente de ingresar 4.248,18 euros en concepto de cuotas y 419,08 euros en intereses, tras haber repartido para Deliveroo durante casi dos años, entre enero de 2017 y diciembre de 2018. Al igual que J.C.G., fue despedido por mala conducta y de un día para otro, pero denunció y fue declarado empleado de la plataforma junto a 536 compañeros en un fallo del TSJ de Madrid en enero de 2020.

Una vez que la Seguridad Social ha reconocido que estos trabajadores han sido empleados por cuenta ajena, el pago de sus cotizaciones durante los meses trabajados corre a cuenta las empresas de reparto, pero por el momento se desconoce si Glovo y Deliveroo han ingresado a la Administración las cuantías requeridas por la Inspección de Trabajo tras la regularización de los riders. En el caso de Glovo, tras una treintena de actuaciones llevadas a cabo entre 2019 y octubre de 2020, la Inspección reclama 16,2 millones de euros tras dar de alta a 11.013 repartidores.

Según los últimos datos del Gobierno, entre julio de 2018 y diciembre de 2020, la Seguridad Social ha dado de alta en total en España a 48.034 falsos autónomos y se han exigido a las empresas contratantes, mediante Actas de Liquidación, 295.372.075,52 euros. En 2020, se han liquidado cuotas por valor de 56.533.280,82 € por la constatación de 9.277 falsos autónomos.

Lo más visto en...

Top 50