“Ahora espero que Glovo contrate a todos los trabajadores sin trampas”

La denuncia de Isaac Cuende llegó hasta el Supremo, que acaba de sentenciar que los repartidores son asalariados

Isaac Cuende, antiguo trabajador de Glovo, en Madrid.
Isaac Cuende, antiguo trabajador de Glovo, en Madrid.álvaro garcía

El pasado miércoles fue un día histórico para los repartidores de las plataformas digitales: el Supremo sentenció que son asalariados y no autónomos, y zanjó el debate tras años de sentencias contradictorias en instancias inferiores. Para Isaac Cuende (Santander, 1965), la celebración fue doble. El fallo del alto tribunal llega gracias a la denuncia que este exrider interpuso contra Glovo, la empresa de reparto para la cual estuvo trabajando durante dos años. “Hem...

Lo más visto en...

Top 50