Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El crecimiento del PIB de la eurozona se ralentiza hasta el 0,2% en el segundo trimestre

El empleo en la Unión Europea marca máximos históricos pese a la desaceleración

La canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente francés, Emmanuel Macron, reunidos en una sesión del G7 en Biarritz (Francia) el pasado 26 de agosto.
La canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente francés, Emmanuel Macron, reunidos en una sesión del G7 en Biarritz (Francia) el pasado 26 de agosto. AFP

La economía de los 19 países de la eurozona creció un 0,2% entre abril y junio frente al trimestre anterior, cuando el alza fue del 0,4%, según los datos publicados este viernes por Eurostat, la oficina comunitaria de estadística. El PIB del club de los países que comparten la moneda común se incrementó un 1,2% en comparación con el segundo trimestre de 2018, lo que supone también un ritmo de crecimiento menor que en el primer trimestre de 2019, que alcanzó el 1,3%.

En comparación con el mismo periodo del año pasado, la expansión interanual de toda la UE se ralentizó hasta el 1,4%, dos décimas menos, su peor dato desde finales de 2013. Esto se ha reflejado en un menor incremento del empleo en toda la Unión Europea, aunque tanto la zona euro como los Veintiocho alcanzaron máximos históricos en el número de ocupados. 

La economía española, cuyo PIB creció un 0,5% en el segundo trimestre, mantiene un crecimiento ligeramente superior a la media de la eurozona, a pesar de reducir su ritmo de expansión en dos décimas, con respecto al 0,7% registrado en los tres primeros meses de 2019.

Entre el resto de las grandes economías del euro, Alemania registró una contracción del 0,1% del PIB en el segundo trimestre, frente al crecimiento del 0,4% de los tres primeros meses de 2019. La economía germana se ha visto fuertemente afectada por la inestabilidad económica de algunos de sus principales clientes. La guerra comercial entre Estados Unidos y China, el primer y tercer cliente del mercado alemán, y la incertidumbre creada por el Brexit en su quinto cliente más importante, Gran Bretaña, ha dejado a Alemania al borde de la recesión.

Por su parte, Francia, segundo principal actor económico de la zona euro, mantuvo su expansión en el segundo trimestre en el 0,3%, la misma cifra que en el trimestre anterior. Al tiempo, el PIB de Italia, la tercera mayor economía del euro, se estancó entre los meses de abril y junio, tras crecer un 0,1% en el primer trimestre.

Entre los Veintiocho, el mayor ritmo de expansión en el segundo trimestre correspondió a Hungría (+1,1%), por delante de Rumanía (+1%), y Bulgaria, Dinamarca, Grecia, Chipre, Lituania y Polonia (+0,8% los seis).

Respecto a las cifras laborales en la zona de la moneda única, el empleo creció un 0,2% en el segundo trimestre en la zona euro, dos décimas menos que en el periodo inmediatamente anterior. De su lado, el alza con respecto al mismo trimestre de 2018 fue del 1,2%, frente al 1,4% del primer trimestre. Los datos son ligeramente mejores en el conjunto de la UE, donde el crecimiento trimestral se mantuvo en el 0,3%, aunque el avance en la tasa interanual se ralentizó hasta el 1%, dos décimas menos que en el primer trimestre.

El freno del crecimiento del empleo no impidió que la zona euro registrara un récord en el número de ocupados, con un total de 160 millones de trabajadores, 398.000 más que en el primer trimestre. En el caso de toda la Unión Europea también se alcanzó un nuevo máximo con más de 241 millones de ocupados, un incremento de 667.000 personas en el trimestre y de 3,34 millones en un año.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información