Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los permisos para construir nuevas viviendas se dispararon en abril pese a la Semana Santa

El mercado inmobiliario resistió bien las vacaciones y el número de hipotecas apenas descendió

Construcción de una torre residencial junto al río Manzanares, en Madrid.
Construcción de una torre residencial junto al río Manzanares, en Madrid.

Las vacaciones de Semana Santa no frenaron la marcha del sector inmobiliario en abril. Dos estadísticas publicadas este jueves muestran que el cuarto mes del año fue muy bueno para la construcción y más que razonable para el mercado hipotecario. Según los datos del Ministerio de Fomento, en abril los colegios de arquitectos concedieron visados para la construcción de 9.708 nuevas viviendas. Pese a los días inhábiles, es un 36,6% más que en el mismo mes de 2018 (cuando la Semana Santa cayó en marzo) y es también la mejor cifra en lo que va de año.

En los cuatro primeros meses de 2019, se han otorgado permisos en España para edificar 37.594 nuevos hogares. El acumulado es un 23% superior al registrado entre enero y abril del año pasado. De vuelta a abril, es el cuarto mes consecutivo en que se superan los 9.000 permisos. La mayor parte (7.658) correspondieron a viviendas en bloque, mientras que 2.407 fueron para unifamiliares. Además aparecen tres unidades en la tipología de "otros edificios".

La superficie media de las nuevas viviendas creció en todos los apartados respecto al mes anterior. Para unifamiliares se situó en 198,7 metros cuadrados (por 195,2 metros cuadrados en marzo) y para pisos en bloques subió de 110,8 a 114,5 metros cuadrados. Por tipo de promotor, la mayoría del sector privado es abrumadora, ya que las administraciones públicas solo actuaron como promotoras directas de las obras en 50 viviendas de un total de 12.189 (en esta cifra, además de las de nueva construcción, se añaden los permisos para reformas o ampliaciones).

Las hipotecas resisten

Mientras la construcción se anotó un avance notable, las hipotecas también resistieron bien el envite de la Semana Santa. En abril apenas retrocedieron un 0,1% interanual, según los datos ofrecidos por el Instituto Nacional de Estadística este jueves a partir de los registros de la propiedad de toda España. El ligero descenso es una buena noticia para el sector, la última vez en que las vacaciones de pascua cayeron en abril, en 2017, la caída superó el 10%.

En cifras absolutas, en el cuarto mes del año se constituyeron en España 29.032 hipotecas sobre viviendas. El importe medio se situó en 124.655 euros, un 0,7% más que un año antes. Las hipotecas a tipo fijo marcaron un nuevo récord al suponer un 43,2% del total de los préstamos, frente a un 56,8% de los de tipo variable. Pese a que el Banco Central Europeo aleja cada vez más la posibilidad de subir los tipos, el temor a un repunte sigue haciendo que los prestatarios apuesten cada vez más por la opción más conservadora.

De momento es también la más cara: el tipo fijo al inicio de préstamo se situó en abril en un 3,09% frente a un 2,30% del variable. Ambos, eso sí, se abarataron respecto a marzo, por lo que la media pasó de un 2,62% en el tercer mes de año a un 2,59% en abril. Este mismo jueves, el Banco de España ha advertido sin embargo que los préstamos se están encareciendo desde que las entidades asumen los impuestos y otros costes. 

 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información