España vuelve a construir más de 100.000 viviendas al año

Los visados para obra nueva en 2018 marcaron un máximo desde 2009 tras crecer casi un 25%

Edifico en obras en Bilbao.
Edifico en obras en Bilbao. FERNANDO DOMINGO-ALDAMA

El sector de la construcción ya encadena un lustro de crecimiento en España. El año pasado se visaron permisos para la construcción de 100.733 nuevas viviendas, según una estadística del Ministerio de Fomento publicada este jueves. La cifra rompe por primera vez desde 2009 la marca de las 100.000 viviendas nuevas (en aquel año se dieron permiso para casi 111.000), aunque el porcentaje de evolución interanual se ralentiza levemente: en 2018 la progresión fue del 24,7%, frente al 26,2% del año anterior.

Más información
La compra de viviendas subió un 10,1% en 2018 y marcó su cifra más alta en una década
La vivienda se encareció un 9% en las capitales y un 10% en la costa en enero

La estadística, que recoge los datos facilitados por los colegios de arquitectos técnicos y aparejadores de toda España, muestra no obstante que las cifras todavía están muy lejos de los años de la burbuja. En 2006, el año que ostenta el récord histórico, se concedieron permisos para construir más de 865.000 viviendas nuevas. Y en todos los años entre 1992, cuando arranca la serie facilitada por Fomento, y 2008 se concedieron permisos para más de 200.000 casas nuevas.

Si a las viviendas de obra nueva se añaden los permisos para reformas y ampliaciones de inmuebles ya existentes, la cifra total del año pasado se eleva a 128.799 permisos. Esa cifra es un 18,1% superior a la de 2017 y, de nuevo, hay que remontarse a 2009 para encontrar un año similar.

Desde el punto de vista de la tipología de la vivienda nueva, la estadística muestra que un 78,9% de los visados concedidos (79.453) eran para pisos en bloques. Del resto, un 21% (21.254 permisos) eran para viviendas unifamiliares y el 0,1% se concedieron en la categoría de otros edificios.

En cuanto a las superficies, la media de los pisos en bloques se situó en 117,2 metros cuadrados, lo que su pone un metro y medio menos que un año antes. Por el contrario, el tamaño de los unifamilares aumentó hasta los 200,1 metros cuadrados, frente a los 198,9 que, como media, tuvieron en 2017.

Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.
Suscríbete

Sobre la firma

José Luis Aranda

Es redactor de la sección de Economía de EL PAÍS, diario donde entró a trabajar en 2008. Escribe habitualmente sobre temas de vivienda y referentes al sector inmobiliario. Es licenciado en Historia por la Universitat de València y Máster de Periodismo de EL PAÍS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS