Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La compra de alimentos ‘online’ sigue siendo una práctica minoritaria

Un estudio concluye que el 76% de los encuestados prefiere ir a los supermercados, mientras que un 2% hace las compras a través de plataformas web

Una trabajadora coloca mercancía, en uno de los supermercados Consum de Valencia.
Una trabajadora coloca mercancía, en uno de los supermercados Consum de Valencia.

El comercio electrónico en España es una tendencia en alza. Cada vez son más las plataformas que ofrecen los servicios a domicilio y los adeptos que apuestan por esta forma de consumo. Prueba de ellos es que solo en el segundo semestre de 2018 la facturación online superó los 9.300 millones de euros en el país, un 27% más que el año anterior, según los datos de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia.

Sin embargo, aún hay un sector que no repunta en las ventas web: el de la alimentación. Únicamente un 2% de los españoles haría sus compras de mercado a través de las plataformas online, según las conclusiones de una encuesta realizada de forma conjunta entre la Asociación Española de Distribuidores de Autoservicio y Supermercados (ASEDAS), la Universidad Complutense de Madrid y la Universidad Autónoma de Madrid y presentada ayer. Otra de las conclusiones es que cerca al 76% prefiere ir de forma física a los supermercados y un 20% alternan entre las plataformas web y la asistencia a las propias tiendas, según la encuesta realizada a una muestra na muestra depurada de 1.375 encuestados a través de un sondeo online

La principal razón del bajo porcentaje de la compra de la alimentación a través de Internet es la arraigada costumbre de realizar las compras en tienda, pero también a la persistente desconfianza en el estado de los productos y a la necesidad de los usuarios por ver y comprobar personalmente lo que compran. Sin embargo, la mayor parte de los encuestados afirmaron que en caso de que las plataformas eliminaran los gastos de envío, enseñaran exactamente lo que tienen a disposición en la sección de frescos o si ofrecieran más descuentos, se verían más inclinados a realizar compras a través de la web.

Precisamente los productos frescos son uno de los puntos sensibles de la web. Si bien los usuarios que apuestan por las compras online no tienen problemas a la hora de adquirir productos de limpieza del hogar, de higiene personal o alimentos envasados, el 49% afirma evitar comprar los comestibles frescos de esa forma. 

En cuanto al perfil de los consumidores web, las mujeres con altos ingresos y pertenecientes a familias numerosas son las principales usuarias, lo cual responde a la tendencia de que son ellas las que se encargan de las compras en la mayor parte de los hogares. Los jóvenes de entre 18 y 34 años, por su parte, son más tendientes a mezclar. 

De acuerdo al director general de ASEDAS, Ignacio García Magarzo, "el 90% de los usuarios acuden andando a hacer la compra", lo cual apunta a que la proximidad es un factor determinante por el que muchos usuarios se mantienen fieles a las tiendas físicas. Aún así, esta fidelidad a alguna marca de supermercado en particular suele ser una de las razones por la que confían también en sus plataformas web. García Magarzo apunta que para el futuro el sector apuesta a que los consumidores sean "multicanales" y que las tiendas y las ventas online se combinen "para enfrentar el reto de llegar a la accesibilidad alimentaria total". 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >