Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno renuncia a hacer cambios en pensiones por decreto y demora los ajustes de la reforma laboral

El Ejecutivo sí llevará este viernes un decreto con medidas para impulsar la igualdad de género entre hombres y mujeres en el mercado de trabajo

Magdalena Valerio, ministra de Trabajo.
Magdalena Valerio, ministra de Trabajo.

Este viernes el Gobierno no tiene previsto aprobar decretos con cambios en la reforma laboral ni en el sistema de pensiones. Hoy estaba planeada una reunión con sindicatos y empresarios para abordar los cambios en el mercado de trabajo. Pero finalmente el encuentro se ha aplazado. La causa oficial que aducen en el Ministerio de Trabajo es "motivos de agenda" y añaden que para este viernes este departamento no llevará nada al Consejo de Ministros, como estaba previsto inicialmente.

En el departamento que dirige Magdalena Valerio advierten de que en estos momentos todo está cambiando y estos planes iniciales pueden sufrir alteraciones en cualquier momento. Lo que sí parece que finalmente se aprobará este viernes es un decreto, elaborado por el Ministerio de Igualdad, con medidas para impulsar la igualdad de género entre hombres y mujeres en el mercado laboral.

Eso sí: hay una salvedad en la batería de cambios que preparan a golpe de consejo de ministros: a media mañana, la ministra de Trabajo, Magdalena Valerio, ha subrayado que el Ejecutivo no prevé cambiar las pensiones por decreto. "Como Gobierno lo tenemos que valorar, pero no es nuestra voluntad cambiar las pensiones sin acuerdo", ha contestado Valerio cuando le han preguntado si pensaba derogar totalmente la reforma de pensiones de 2013 antes de acabar la legislatura.

La reforma de pensiones de 2013 ligó las pensiones a la salud financiera de la Seguridad Social y vinculó la prestación inicial a la esperanza de vida en el momento de la jubilación. Ambas medidas están suspendidas, "derogadas de facto", ha señalado Valerio. Pero si la suspensión no se consolida volverán a entrar en vigor en 2020 y en 2023, respectivamente.

Para consolidar la revalorización de las pensiones con el IPC , se ha hecho en 2018 y 2019, hubo un "preacuerdo", en el Pacto de Toledo. Los sindicatos demandan la consolidación de esto, pero CEOE y Cepyme rechaza dar su apoyo a esta medida ahora, en periodo electoral.

Decretos de reforma social y laboral

La intención del Gobierno es adoptar medidas sociolaborales antes de las elecciones. Para esto celebró el pasado viernes una reunión con los agentes sociales a los que les presentó un índice de temas que pensaba abordar en un decreto con medidas de protección social. En él ya no estaban los temas más peliagudos: la revalorización de las pensiones con el IPC y la derogación del factor de sostenibilidad, es decir, la anulación de la reforma de la Seguridad Social de 2013.

El desarrollo de algunos de estos temas les llegó el lunes a los agentes sociales. Y rápidamente se conocieron en la prensa los detalles. Poco después, Trabajo suspendió la otra reunión, en la que se iban a abordar aspectos de la reforma laboral que se pretendían modificar.

Fuentes de Trabajo señalaban el lunes que la intención del Gobierno es llevar a un decreto los temas que ya "están más trillados". Esto quiere decir que Trabajo pretende introducir cambios en la negociación colectiva, dando más jerarquía a los convenios sectoriales que a los de empresa, al menos en lo referente a sueldos y jornada anual. También supondría cambios en la subcontratación o la prórroga automática de los convenios vencidos que no se han renovado.

No obstante, los portavoces del Ministerio de Trabajo apuntan que los textos que deberían desarrollar estas medidas no están listos para ser analizados con los agentes sociales.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >