Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Así son las 20 empresas de España más morosas con Hacienda

Las inmobiliarias Reyal Urbis y Nozar comparten lista de morosos con sociedades de ‘Sandokán’ y ‘Paco el Pocero’

Edificio Nozar en Madrid.
Edificio Nozar en Madrid.

Constructoras atenazadas por el desplome del ladrillo, enigmáticas consultoras y oscuras organizaciones benéficas componen el último selectivo de morosos de Hacienda. La lista negra está acaparada por los zombis del hormigón. Once de los 20 principales deudores son compañías que se encaramaron a la cima y se hundieron después al arreciar la crisis del cemento y las grúas. El top 20 de la lista publicada bajo el mandato de la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, adeuda 2.214 millones.

Reyal Urbis: 361 millones

Once de los 20 principales deudores son constructoras y promotoras inmobiliarias

Por cuarto año consecutivo, la promotora Reyal Urbis aparece en el club de quienes tienen cuentas pendientes con el fisco. Debe 361 millones, 17 menos que en 2015. Tras entrar en liquidación, después de transitar durante cuatro años por el concurso de acreedores, la compañía acumuló una deuda de 2.820 millones.

Presidida por el señor del ladrillo Rafael Santamaría, Reyal Urbis se hizo célebre por ejecutar la segunda gran liquidación de una promotora en España tras Martinsa Fadesa, que también aparece en la relación de morosos con una deuda de 50 millones.

Junto a la Agencia Tributaria, la Sareb concentra las deudas de Reyal Urbis. Un titán venido a menos que emula por lo que a volatilidad se refiere a las constructoras que nacieron y se esfumaron al calor del bum inmobiliario.

Oceanus Maritime Limited: 227 millones

Con sede en la isla de Man, esta enigmática empresa está administrada por testaferros del bufete Moore Stephens Trust (Papeles de Panamá). Y posee un yate de 147 metros de eslora valorado en más de 400 millones de euros, según El Mundo. Oceanus Maritime forma parte de la lista negra de Hacienda desde 2016.

Dos empresas de un implicado en el 'caso Malaya' tienen pendiente de pago al fisco más de 110 millones

Nozar: 197 millones

La inmobiliaria de la familia Nozaleda entró en concurso de acreedores en 2009. Y, hasta que arreció la crisis del ladrillo, encarnó a una de las mayores firmas no cotizadas del sector. Llegó a tener participaciones en Astroc y Colonial. Hacienda, su principal acreedor, le reclama ahora 197 millones de euros.

Vittone 1842: 134 millones

Dedicada a la destilación de licores, esta compañía radicada en Figueres (Girona) tiene solo un empleado. Y pese a esta circunstancia, en 2012, el último año que presentó cuentas, declaró unas ventas de 23 millones. Su administrador único, el italiano Giovanni P., murió el pasado año a los 77 años a consecuencia de un infarto, según L’eco di Bergamo. Su grupo nació al calor de la fabricación de vodka, se expandió por EE. UU. y Rusia y llegó a producir 25 millones de botellas. Hoy, adeuda más de 134 millones de euros a Hacienda.

Servicios Esquerdo: 114 millones

Esta microempresa con dos empleados nació en Madrid en 1980. Y, sobre el papel, se dedica a la “consultoría y gestión”. El último año que presentó cuentas, 2015, declaró unas ventas de 264.367 euros. La firma se encuentra hoy en concurso de acreedores.

Grupo PRASA: 98 millones

Una firma radicada en la isla de Man ocupa el segundo puesto con una deuda de 227 millones

La promotora inmobiliaria cordobesa presidida por José Romero registraba en 2016 unas ventas de 9,5 millones de euros. Y tenía 15 empleados. Aunque sus tentáculos alcanzan al sector ganadero y al fútbol -Romero llegó a ser un importante accionista del Córdoba- la construcción residencial en España y Portugal ha centrado su negocio. En una de las fincas de la promotora en el municipio cordobés de Villanueva del Rey fue hallado en julio de 2017 el cadáver del expresidente de Caja Madrid Miguel Blesa.

Banreal Holding SL: 98 millones

Constituida en 2007, esta empresa de servicios financieros radicada en Madrid dispone de solo un empleado. Y en 2010, el último año que presentó sus cuentas, registró unas ventas de cero euros. Todo un hito. Su socio único controla también la sociedad Cospicua Investments, que maneja una pequeña inmobiliaria en Madrid que en 2010 registraba un empleado y unas ventas de 97.750 euros.

Aifos Arquitectura y Promoción Inmobiliaria: 98 millones

La promotora inmobiliaria malagueña Aifos acumulaba en 2009 unas ventas de 113 millones y 61 empleados. Una minucia para un gigante que llegó a emplear a 2.600 trabajadores durante la década de oro de las grúas y los andamios. En julio de 2009, el espejismo se desmoronó. Y la compañía entró en concurso con una deuda de 1.000 millones de euros y una lista de 5.000 acreedores, entre los que destacaba la Agencia Tributaria, que hoy le reclama 98,6 millones.

Fomensa Hispania: 90 millones

Con unas ventas de 1,6 millones y nueve empleados, tras esta empresa de “suministro de energía eléctrica y gas” radicada en Alcobendas (Madrid) se encuentran los hermanos Luis y Cristina Cort Lagos. Son primos de la familia Cort Lantero —propietarios de Valdebebas, el desarrollo urbanístico al norte de Madrid, donde el Real Madrid ha instalado sus nuevas instalaciones de entrenamiento—. Luis y Cristina Cort Lagos son, además de grandes morosos a través de su empresa, los españoles que más deben al fisco a título individual (con una mora de 28 millones y 27,8 millones respectivamente). Tienen distintos frentes abiertos con Hacienda y varios litigios. Fueron herederos de los dueños del terreno conocido como la Quinta de Los Molinos, un parque de Madrid que cedieron al Ayuntamiento a cambio de una autorización para urbanizar.

Anca Corporate: 90 millones

Tras esta firma fundada en 2001 dedicada a la “gestión empresarial” se encuentra el magnate de los hoteles navarro Antonio Catalán, fundador de NH y AC Hoteles y actual presidente de AC Hotels by Marriott. Anca Corporate, en la actualidad en concurso de acreedores, adeuda casi 90 millones de euros a Hacienda.

Portocarrio: 90 millones

Creada en 1988, esta inmobiliaria registraba en 2011 –último año que presentó cuentas- unas ventas de cinco millones de euros. Y declaraba tener dos empleados. Entre 2007 y 2012 el administrador único que la firma fue Luis Cort Lagos, propietario de terrenos de Valdebebas (Madrid) y vinculado a otra de las firmas que figuran en la lista de moroso de Hacienda, Fomensa Hispania.

Obras Nuevas de Edificación 2000: 86 millones

Constituida en 1998, tras esta constructora se encuentra la mano de Francisco Hernando, Paco el Pocero, célebre por levantar durante la orgía urbanística más de 5.000 viviendas en un secarral de Seseña (Toledo). En 2016, el último año que presentó sus cuentas, la firma registró unas ventas de 2,5 millones. Tenía entonces seis empleados. El Pocero, que presumía de atesorar el secreto para que la espoleada clase media accediera a un piso con piscina a un módico precio, saltó a la fama por navegar en su yate de 72 metros de eslora.

Organización Impulsora de Discapacitados: 86 millones

Bajo el paraguas de una organización para promover los “servicios sociales”, la OID es una entidad creada en 1996 que tiene su sede en la céntrica Gran Vía madrileña. Comercializa el denominado Euroboleto que –según la organización- aporta un medio de vida a más de 3.000 personas con discapacidad. El producto ha recibido críticas por ser ilegal.

Petro-Nova Oil SA: 82 millones

Tras esta empresa dedicada al “comercio al por mayor de combustibles”, figura una sociedad con cuatro empleados que en 2008 –el último año que presentó sus cuentas- registró unas ventas de 32 millones de euros. La firma se encuentra en concurso de acreedores –su administrador concursal es un abogado de Vigo- y adeuda 82 millones de euros a la Agencia Tributaria.

Promaga SA: 70 millones

En 2013, el administrador único de esta promotora inmobiliaria gaditana, Manuel Gavira Gómez, justificaba en un canal de televisión de Ecuador su aventura americana para compensar los sinsabores del gripado sector inmobiliario español donde, dijo, su empresa había levantado 15.000 viviendas. Un vistazo al registro mercantil revela que Promaga fue, efectivamente, un cadáver más del ladrillo español. En 2016, la firma declaraba unas ventas de 44.670 euros y cinco empleados. Hoy, adeuda 70,7 millones de euros a Hacienda.

Arenal 2001: 65 millones

Cuando en 2008 esta constructora presentó sus últimas cuentas en el registro mercantil, mostraba el músculo propio del último año de la borrachera inmobiliaria: 2.417 empleados, 40 millones de euros en ventas… Y eso que por entonces la foto de su administrador, Rafael Gómez Sánchez, Sandokán, ya era célebre por su conexión con el caso Malaya. El empresario pagó 600.000 euros en sobornos a cambio de licencias urbanísticas. Hoy, la firma de Sandokán –un hombre que llegó a emplear a 8000 trabajadores y pilotar 50 sociedades- adeuda 65 millones de euros al fisco. Su dueño duerme desde el pasado diciembre en prisión para cumplir una condena de cinco años de cárcel por delito contra la Hacienda Pública.

Suelos industriales la Hita: 64 millones

Radicada en Torre Pacheco (Murcia), esta promotora inmobiliaria que adeuda al fisco 64 millones de euros registró en 2014 –el último año que presentó sus cuentas- unas ventas de 675.000 euros con solo un empleado. Su administrador único, Facundo Armero, un constructor que empezó como albañil y que acabó manejando 44 sociedades, fundó uno de los iconos del ladrillo de Murcia, Polaris World.

Arenal 2000 SL: 56 millones

Esta promotora inmobiliaria se imbrica en la constelación societaria del exconcejal y señor del ladrillo implicado en el caso Malaya Rafael Gómez Sánchez, Sandokán. El último año que presentó sus cuentas, 2008, arrojó unas ventas de 32 millones de euros con solo un empleado. Todo un milagro para su dueño, que desde el pasado diciembre duerme en prisión por delito fiscal.

Martinsa Fadesa: 50 millones

Icono de la crisis esapañola y de la alegría del crédito, esta promotora inmobiliaria protagonizó en 2008 la mayor suspensión de pagos de la historia económica española. Con un pasivo de 5.200 millones de euros y una plantilla de 880 trabajadores, Martinsa Fadesa mantiene relevancia una década después por adeudar al fisco 50 millones de euros.

Proservice TGNA SL: 49 millones

Esta empresa de Tarragona dedicada a la venta de automóviles cuenta sobre el papel con solo 19 empleados. Y el último año que presentó cuentas, 2008, registró unos beneficios de 162 millones de euros. Hoy, adeuda 49 millones a la Agencia Tributaria.

Más información