Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El jefe de los supermercados Consum: “La rentabilidad de la venta ‘online’ es muy mala en todo el sector”

La cadena eleva un 10% los beneficios, hasta los 51 millones, tras facturar 2.518 millones, un 7% más

El equipo directivo de Consum, con Juan Luis Durich, su director general, en el centro con corbata azul, este jueves.
El equipo directivo de Consum, con Juan Luis Durich, su director general, en el centro con corbata azul, este jueves.

"El consumo online es más un proyecto de futuro. Ahora la rentabilidad es muy mala, y no solo la nuestra, sino la de todo el sector. Su cuenta de explotación es negativa", ha afirmado este jueves Juan Luis Durich, el director general de la cadena de supermercados Consum, durante la presentación de resultados de la empresa cooperativa en Valencia.

Consum, la sexta cadena de supermercados española, con una cuota del 4,1% del conjunto del mercado y del 15% en su área de influencia —Comunidad Valenciana, Cataluña, Castilla-La Mancha, Murcia, Andalucía y Aragón— ganó 51,7 millones de euros en 2017, un 10,4% más, tras aumentar su facturación un 7,4%, hasta los 2.518 millones de euros. Contrató a 860 trabajadores, con lo que su plantilla alcanza 14.364 trabajadores.

Durich no ha detallado cuántas pérdidas generan las ventas online, que Consum está implantando de forma progresiva: hasta el año pasado ofrecía el servicio principalmente en Valencia y Alicante, y desde este año también en Barcelona. Pero ha insistido en un diagnóstico que contrasta con el vaticinio que hizo Juan Roig, el presidente de Mercadona, hace unos meses, cuando afirmó que la evolución de la venta por Internet es como un "tsunami" que avanza a "velocidad de vértigo".

El director general de Consum ha afirmado que los ingresos de la cooperativa por este canal crecieron un 100% en 2017, pero debido a que partía de un nivel muy bajo. Solo representa el 2% de las ventas donde está implantado. En total, unos 10 millones de euros.

Durich también ha afirmado que todas las empresas de distribución tienen que prepararse en el frente del comercio electrónico por su potencial "disruptivo", pero ha añadido que de momento los supermercados no han encontrado la tecla para hacerlo rentable.

"Tenemos que buscar fórmulas logísticas y de optimización para que tenga unos costes más parecidos a la venta en tiendas. En estos momentos es más cara porque en la tienda parte del trabajo —reunir los productos en el carro— lo hace el consumidor, y en Internet tenemos que hacerlo nosotros", ha declarado Durich rodeado de su consejo de dirección en el Centre del Carme de Valencia, un antiguo monasterio reconvertido en espacio museístico público.

Durich ha insistido en su tesis de que el sector de la distribución de alimentos es menos vulnerable que otros —ha puesto de ejemplo a El Corte Inglés— ante el crecimiento de plataformas de venta por Internet como Amazon y Alibaba. Estos últimos, cree Durich, supondrán durante largo tiempo una competencia "tangencial" para las cadenas con tiendas físicas, que serán quienes seguirán llevándose "el gato al agua".

Aprovechar la infraestructura

Consum no contempla, por el momento, centralizar sus ventas por Internet en centros logísticos específicos. Mientras el mercado no emita otras señalas, ha dicho Durich, seguirán utilizando las tiendas grandes, las que disponen de todas las referencias, para aprovechar la infraestructura de la que ya disponen en venta a domicilio —en la que el cliente llena el carro en la tienda y el supermercado le lleva la compra a casa—.

Los lineales de Consum, que abrió 38 supermercados en 2017, hasta los 707 —445 propios y 262 franquicias Charter— ofrecen 15.000 referencias, el 88% de marcas de fabricante y el 12% propias. En el último año ha doblado la oferta de productos ecológicos, y ya vende 160.

Durich prevé que en 2018 los beneficios y las ventas de Consum crezcan al menos un 5,4%, la plantilla aumente entre 500 y 700 trabajadores y la inversión, con aperturas sobre todo en Andalucía y Cataluña, se eleven a 130 millones.

Más información