Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El inventor español de un aparato para hacer horchata casera demanda a Lidl por plagio

Un juez imputa a tres sociedades del grupo alemán por copiar supuestamente a Chufamix

Andoni Monforte, con su aparato Vegan Milker by Chufamix, que sirve para hacer horchata casera, en su campo de chufa de Alboraia (Valencia). Ampliar foto
Andoni Monforte, con su aparato Vegan Milker by Chufamix, que sirve para hacer horchata casera, en su campo de chufa de Alboraia (Valencia).

El Juzgado de Instrucción 1 de Moncada (Valencia) investiga el supuesto plagio del invento Vegan Milker, comercializado por ChufaMix, por parte de Lidl. Se trata de un utensilio de cocina creado para hacer en casa horchata y otras de las llamadas leches naturales, como las que se extraen de la almendra, la avena, la soja y el arroz. Según el empresario Andoni Monforte, la copia ha provocado una fuerte caída de sus ventas en toda Europa. La cadena de supermercados, cuya sede central está en Alemania, se limita a señalar que está "recopilando información sobre este asunto".

Monforte es el mismo horchatero que el año pasado logró que otra magistrada de Valencia determinase que Facebook debe ser juzgado en España por el cierre de la cuenta de su empresa, un pleito que continúa abierto. Ahora ha conseguido que el instructor acuerde la imputación de tres sociedades del grupo alemán. Lidl Supermercados S. A. (Lidl España), la división de venta por Internet de Lidl Alemania y Lidl Holanda, además del fabricante de la máquina, Owim GMBH & CO.KG.

El magistrado ha acordado recibir en calidad de investigados a los representantes legales de Lidl España y al de Owim, así como trasladar la querella traducida y las preguntas sobre los hechos que quiera formular el demandante a las sociedades de Alemania y Holanda. El juez también ha pedido a la Oficina Española de Patentes y Marcas y a la Sección de Propiedad Intelectual de la Policía Judicial que elaboren informes sobre si ha habido o no plagio.

Similitudes en los dibujos de las instrucciones. A la izquierda, un detalle del prospecto del aparato de Lidl, a la derecha, de la española Chufamix. En la ampliación de esta imagen se observa la coincidencia general en las instrucciones. ampliar foto
Similitudes en los dibujos de las instrucciones. A la izquierda, un detalle del prospecto del aparato de Lidl, a la derecha, de la española Chufamix. En la ampliación de esta imagen se observa la coincidencia general en las instrucciones.

Monforte, dedicado desde 2003 a la producción y venta de horchata con su empresa con sede en Alboraia, lanzó su invento en 2012. Además de en España, lo tiene registrado en la Oficina Europea de Patentes, en México y en China, y está a la espera de obtener la concesión en Estados Unidos. Tras ser admitida la querella en España, el horchatero tiene previsto presentar demandas en Francia, Alemania, EE UU y otros países donde Lidl ha comercializado su máquina.

El aparato de Monforte, dirigido inicialmente al mundo vegano, se comercializa en 40 países. El empresario muestra una fotografía de los Reyes de España escuchando hace cinco años su explicación sobre el utensilio de cocina en la Feria de Alimentación de Anuga en Colonia (Alemania), donde asegura que un miembro de su comitiva compró un aparato.

Los Reyes, en el expositor de Chufamix de la feria alemana de Anuga. ampliar foto
Los Reyes, en el expositor de Chufamix de la feria alemana de Anuga.

Los gráficos de Chufamix muestran un aumento de las ventas hasta superar las 25.000 unidades en 2016. El año pasado, tras el lanzamiento de la presunta copia de Lidl, estas cayeron a 10.000. “En agosto pasado empezaron a llamarnos distribuidores europeos muy enfadados porque Lidl anunciaba un producto aparentemente igual, pero cuatro veces más barato”, afirma Monforte. Hasta su madre lo llamó después de ver un anuncio para felicitarle, al creer erróneamente que había vendido el invento al gigante alemán.

Antes de interponer la querella, la empresa valencia requirió a Lidl que se abstuviera de vender el producto, a lo que la compañía alemana respondió rechazando que lo hubiera copiado. La querella mantiene que el utensilio de cocina de Lidl es “sustancialmente idéntico” al suyo en apariencia, funcionalidad y presentación, incluidas las instrucciones de uso. El prospecto de Lidl incluye dibujos muy parecidos a los de las instrucciones de Chufamix, con coincidencias que parecen poco casuales, como el de dos chufas que caen en el recipiente.

Componentes de ambos aparatos.
Componentes de ambos aparatos.

La querella también considera un indicio de plagio mensajes enviados por Lidl en Instagram en los que, en respuesta a usuarios de la red social, afirma: "Nuestro artículo incluye los mismos accesorios que la chufamix: recipiente + vaso filtrante + mortero + tapa".

Además de a la calidad de los materiales, Monforte atribuye parte de la diferencia de precio entre los dos aparatos al hecho de que el de Lidl está hecho en China, según se informa en la caja, mientras Chufamix lo fabrica en España, salvo una pieza que procede de Francia.

Cajas de ambos utensilios de cocina.
Cajas de ambos utensilios de cocina.

Chufamix solicitó en la demanda que el juez paralizase la venta y producción del utensilio de cocina de Lidl y que le impusiera una fianza de dos millones de euros de responsabilidad civil. El juez ha respondido que esperará al resultado de las diligencias que ha ordenado para decidir sobre las medidas cautelares.

Más información