Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Warren Buffett ganó 29.000 millones de dólares con la reforma fiscal de Trump

En su carta anual a los inversores, el millonario revela que buena parte de los 65.300 millones de ingresos se atribuye solo a ese cambio legislativo

El presidente de Berkshire Hathaway, Warren Buffett.
El presidente de Berkshire Hathaway, Warren Buffett. AP

El fondo de inversión Berkshire Hathaway, que dirige el octogenario Warren Buffett, ha recibido este año un regalo no solicitado de 29.000 millones de dólares. Es la cifra de sus beneficios achacable a la reforma fiscal impulsada por el presidente Donald Trump y aprobada en solitario por el Partido Republicano, según ha revelado este sábado Buffett en su carta anual a los inversores.

“Una buena parte de nuestras ganancias no ha venido de nada qkue hayamos conseguido en Berkshire”, dice Buffett a sus inversores en la carta. De los 65.300 millones de beneficio que ha tenido el fondo este año, “solo 36.000 millones vinieron de operaciones de Berkshire. Los restantes 29.000 millones nos los dio el congreso en diciembre cuando reescribió la legislación fiscal”. El beneficio neto fue de 44.900 millones de dólares, más o menos el PIB de Eslovenia.

La reforma fiscal fue aprobada a mediados de diciembre solo con los votos republicanos del Congreso y después de duras negociaciones entre ellos mismos. Para el presidente Donald Trump, es el mayor y único logro real de su presidencia hasta ahora. La reforma es considerada como la mayor rebaja de impuestos de la historia para las empresas. El impuesto de sociedades bajó de golpe del 35% al 21%. La ley ha sido criticada como un cheque de 1,5 billones de dólares a las grandes empresas que va a dejar de ingresar el Estado, con la esperanza de que anime la economía. Sus efectos en el aumento de la deuda y en la inflación son aún desconocidos.

Pero cifras como la que ofreció este sábado Buffett dan una idea del gigantesco efecto que está teniendo en los beneficios de las empresas. Apple, por ejemplo, ha anunciado un plan de inversiones de 30.000 millones en los próximos cinco años. El fondo BerkShire Hathaway tiene participaciones en empresas como American Express, Apple, Bank of America, Charter Communications, Coca-Cola, General Motors, Goldman Sachs, Moody’s, Wells Fargo, Walmart y Southwest Airlines.

En su carta a los inversores de este año, Buffett se queja del poco rendimiento que le dan los activos del Tesoro de EE UU y reconoce que este año se ha frenado la política de compras del fondo. Asegura que la razón es que los precios de las compañías atractivas están en niveles récord y que volverán a comprar cuando las oportunidades sean interesantes.

Buffett, de 87 años, es uno de los inversores más aclamados de Estados Unidos. Apodado el oráculo de Omaha (Nebraska), donde está la sede de su compañía, se le considera la cuarta mayor fortuna privada del mundo, con 76.500 millones de dólares. En las pasadas elecciones, apoyó a la candidata demócrata, Hillary Clinton. El pasado diciembre, tras la aprobación de la reforma fiscal, las acciones de su compañía superaron por primera vez el precio de 300.000 dólares por título.

Más información