Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
REBAJAS

Consejos para aprovechar las rebajas y no acabar en números rojos

¿Eres de los que se planifican o de los que se dejan llevar por los impulsos a la hora de comprar?

Consejos para aprovechar las rebajas y no acabar en números rojos

La época tradicional de rebajas tiene dos periodos, uno en invierno y otro en verano. La de invierno empieza después de Reyes y dura unos dos meses. El consumidor está en plena búsqueda de chollos en plena cuesta de enero. La indecisión se cierne entre mantener el bolsillo a ralla o aprovechar las ofertas para comprar a precios más baratos de lo habitual.

Las compras en periodos de rebajas tradicionales hay que hacerlas siguiendo unos parámetros para no caer en los errores habituales: comprar más de lo que se necesita, pasarnos con los gastos o no poder devolver algún producto. Estos consejos a seguir también se pueden aplicar a cualquier periodo de descuentos, ofertas o promociones que desde hace unos años podemos encontrar en muchos otros periodos del año.

Lista con lo que necesitas: antes de que comiencen las rebajas vendría bien saber qué es lo que queremos reponer o conseguir durante esta época. Tener una lista de lo que se va a adquirir define en qué irá a parar la inversión y evita que compremos por impulso.

La lista debe ser flexible ya que en época de rebajas el inventario se agota y cuanto más se adapte lo que queremos a lo que encontramos más rentabilidad se le sacará a las rebajas. Un ejemplo sería una lista donde pongamos un jersey negro y a partir de ahí poder elegir entre todos los modelos que haya en la tienda. También es válido para otros productos rebajados que no sean ropa como menaje del hogar. ¿Necesitamos una sartén? En este caso sería una ventaja no cerrarse a una marca concreta.

Mejora la calidad de lo que compras habitualmente: las rebajas dejan precios más asequibles así que es un buen momento para adquirir calidad a un precio moderado. Esta es una recomendación para rentabilizar el gasto y no tanto para conseguir un ahorro directo. El ahorro en estos casos estará en la durabilidad, se supone que con más calidad se obtendrán productos más duraderos.

Comprar “fondos de armario”: esta es una recomendación al hilo del anterior consejo. Si vas a comprar calidad para que dure tiempo la opción será optar por aquello que sabes que vas a utilizar durante un largo periodo. Si hablamos de ropa puede ser un abrigo negro o si hablamos de hogar pueden ser unas sábanas lisas de buena calidad.

Prestar atención al precio: este consejo es especialmente importante en periodo de rebajas y descuentos. Las etiquetas tienen que indicar de forma visible el precio inicial y el precio rebajado. Ahí está la información sobre cuánto se ahorrará en esa compra para decidir si merece la pena comprar o no.

Además de tener presente cuanto es el ahorro también hay que comparar precios. Mirar en más de una tienda, ya sea física u online, podrá reducir el gasto ya que de unas tiendas a otras hay diferencia. Por otra parte, como la lista de la compra es abierta puede que encontremos opciones con relación calidad precio mejores.

Atención a la política de devolución: aunque sea periodo de rebajas los establecimientos tienen que cumplir unas reglas de consumo básicas y claras. Dentro de esas reglas hay características que se deben conocer antes de comprar y que las prisas no eviten revisarlas para evitar sustos. Conocer el periodo de cambio, saber si con las devoluciones se abona el dinero o se realizan vales de compra…

Cuidado con endeudarse: comprar a plazos en rebajas para aprovechar las ofertas puede ser una solución viable si se hace con cabeza. Eso consiste en pensar si se podrán asumir las cuotas de los siguientes meses o calcular si los intereses que se asumirán compensan la compra en rebajas.

Síguenos en Twitter y en Flipboard