Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

España acaricia el objetivo de déficit por la contención de gastos y el auge de la recaudación

Las Administraciones Públicas aceleran el ajuste de sus cuentas. Las comunidades tienen saneadas sus cuentas hasta julio.

España está a un paso de deshacerse de la tutela de Bruselas por el elevado nivel de déficit que mantiene desde hace casi una década. Las administraciones públicas están aprovechando el tirón de la economía para sanear sus cuentas. En los últimos meses ha avanzado sustancialmente en este proceso al contener los gastos, pese al crecimiento, y disparar la recaudación. Las comunidades autónomas y los Ayuntamientos son, hasta el momento, los que más han progresado.

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro.
El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro. EFE

Hace ya más de un lustro las administraciones públicas españolas emprendieron un proceloso camino para enjugar el déficit público tras varias reprimendas de la Comisión Europea y el castigo de los mercados. Las unidades administrativas (Estado central, comunidades autónomas, Seguridad Social y Ayuntamientos) han avanzado sustancialmente este año en la contención de sus números rojos por el auge de la recaudación y la contención del gasto público.

Han pasado de unos números rojos del 4,3% del PIB en 2016 a cerca del 3,25% hasta julio, según la cifra calculada por este periódico con las medias móviles, encadenando los datos de los últimos 12 meses. Es decir, que las Administraciones Públicas han reducido los números rojos casi un punto de PIB en solo siete meses y acarician la meta del 3,1% del PIB fijada por Bruselas para este año.

La clave de esta consolidación fiscal se esconde en la estrategia del Ejecutivo de contener los gastos o elevarlos a un ritmo inferior al del PIB. “Los empleos (gastos) mantienen la tendencia decreciente iniciada en ejercicios anteriores, disminuyendo en ocho décimas en el primer semestre”, explica la Autoridad Fiscal (Airef) en su último informe. Esta institución, presidida por José Luis Escrivá, espera que “los gastos mantengan crecimientos sensiblemente por debajo del PIB hasta el final de año, lo que permitirá continuar con la consolidación”.

Por otra parte, el auge de la recaudación también está permitiendo sanear las cuentas. Los ingresos tributarios, en términos homogéneos y en contabilidad de caja, crecen un 8,8% hasta agosto.

Las cifras oficiales, difundidas este miércoles, muestran que el déficit del conjunto de las Administraciones Públicas —la diferencia entre gastos e ingresos públicos— durante el primer semestre ascendió a una cantidad equivalente al 2,15% del PIB, una reducción del 23,4% respecto al mismo periodo del ejercicio anterior. No obstante, este desfase presupuestario tenderá a aumentar durante el resto del año por el peor comportamiento de las cuentas de la Seguridad Social en el último tramo del año, por la paga extra, y por las comunidades autónomas, suelen dejar para los últimos meses la ejecución de algunos gastos.

Aún así la línea roja del déficit para este año, marcada por Bruselas está en el 3,1% del PIB. El Gobierno hace cábalas para tratar de bajar el desfase presupuestario de esa meta, lo que le permitiría escapar del Procedimiento de Déficit Excesivo, la tutela de la Comisión Europeas a los países con un déficit superior al 3% del PIB. Y tener más margen en los Presupuestos del próximo año.

Entre todas las cifras divulgadas por Hacienda sobresale la de las comunidades autónomas. Hasta julio registraron un superávit de 35 millones de euros, frente a un déficit de 771 millones el año pasado. No obstante, este mes está afectado por la liquidación definitiva del sistema de financiación de 2015, por el que estas administraciones territoriales han ingresado casi 1.000 millones más.

En cualquier caso, todos los cálculos ofrecidos tienen en cuenta la revisión al alza del PIB realizada por Estadística (INE). Al incrementarse el denominador, el ratio déficit /PIB resulta menor.

El ministerio ha difundido este miércoles una batería de datos de diferentes administraciones en diferentes periodos de tiempo. Entre ellos, se han publicado los datos de ejecución del Estado central correspondiente al mes de agosto, cuyo déficit fue equivalente al 1,84% del PIB.También se ha difundido hoy el déficit consolidado de la Administración Central, Comunidades Autónomas y Seguridad Social registrado en el periodo enero-julio, que asciende al 2,31% del PIB, excluida la ayuda financiera.

"Finalmente, se han publicado los datos de ejecución presupuestaria de las Corporaciones Locales correspondientes al segundo trimestre del año 2017, que registraron un superávit de 1.874 millones de euros hasta junio, un incremento del 60,3% respecto al mismo periodo del año anterior", explica un comunicado.