Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

¿Cuántos impuestos se pagan por beber un refresco en otros países?

Un pequeño grupo de países ha gravado las bebidas azucaradas con impuestos especiales

Cataluña se ha convertido en la primera comunidad de España que impone una tasa a las bebidas azucaradas. Son pocos los países o regiones que se han lanzado a imponer tasas sobre el azúcar. El primero fue Irlanda, en 1916, pero retiró el impuesto en 1992. En la última década se han sumado a la lista varios Estados  europeos y americanos. Reino Unido gravará los refrescos a partir del año próximo. En la tabla superior se recogen los países que en algún momento tasaron o tasarán estas bebidas, desde cuándo y la cuantía de sus impuestos.

En algunos casos se grava la cantidad solo en los refrescos con azúcar añadida y en otros se extiende la medida a los zumos y productos lácteos, o incluso a las bebidas con edulcorantes. Mientras algunos países tasan por igual cualquier líquido con azúcar añadido, en otros se limita a los que contienen un determinado porcentaje del producto.

Los precios de las bebidas aumentaron en tres países después de aplicar los impuestos al menos en tres países. En Francia, subieron un 5% de 2011 a 2012 y otro 3,1 en 2013. En Finlandia, la subida fue mayor: un 7,3% en 2011 y 2012 y otro 2,7% en 2013. En Hungría, la subida fue del 3,4% en 2011, del 1,2% en 2012 y del 0,7% en 2013. Los datos proceden de un estudio exploratorio del Tesoro Nacional de Sudáfrica, un país que acaba de imponer su propia tasa a los refrescos.

Más información