Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rajoy: “Estamos muy preocupados por la situación de Venezuela”

El presidente del Gobierno inicia su gira por América del Sur en Brasilia y participará en un foro de empresarios en São Paulo

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, junto a su homólogo brasileño, Michel Temer, en Brasilia.
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, junto a su homólogo brasileño, Michel Temer, en Brasilia. EFE

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, está este lunes en Brasilia, capital de Brasil, en su primera visita durante la gira latinoamericana que acabará este miércoles en Montevideo (Uruguay). “Estamos muy preocupados por la situación de Venezuela”, ha dicho Rajoy en la rueda de prensa. El objetivo del presidente del Gobierno con esta visita oficial es revitalizar la relación estratégica con el gigante sudamericano y animar la participación de firmas españolas en la nueva oleada de privatizaciones que ha puesto en marcha el presidente brasileño, Michel Temer.

Tras su paso por la capital brasileña, Rajoy viajará hasta São Paulo, capital económica del país, para asistir a un foro con directivos de más de 150 compañías de los dos países. Entre los asistentes estarán los máximos responsables de Iberia, Telefónica, Indra, Navantia, Abertis o Repsol, que acaba de anunciar un récord de su producción en Brasil, con más de 55.000 barriles equivalentes de petróleo o gas al día.

España es el tercer mayor inversor en Brasil (tras EE UU y Holanda), con un saldo acumulado de más de 47.000 millones de euros. "España es un inversor muy importante para Brasil", ha reconocido Temer al inicio de la rueda de prensa conjunta este lunes. Además, Brasil es el tercer destino de las inversiones españolas en el mundo, tras Estados Unidos y Reino Unido, como ha recordado asimismo Rajoy. Sin embargo, las inversiones españolas se han retraído durante la crisis y el intercambio comercial, de poco más de 5.000 millones anuales —lo que sitúa a España como séptimo proveedor y quinto cliente de Brasil en la UE— está aún muy lejos de agotar sus posibilidades.