Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Amazon Spain paga 2,2 millones tras una investigación de la Agencia Tributaria

Las filiales españolas del gigante de comercio electrónico duplican sus ingresos durante el año pasado

El grupo Amazon en España, que engloba a las tres principales filiales del gigante tecnológico en nuestro país, casi duplicó sus ingresos el año pasado. La cifra de negocios conjunta ascendió a 106,7 millones de euros, un 93% más que en 2015. El grupo declaró un beneficio de 1,4 millones. La filial de servicios tuvo que pagar 2,2 millones más a Hacienda tras una investigación de la Agencia Tributaria sobre el impuesto de sociedades y el IVA. En total, pagó 2,93 millones por impuesto de sociedades.

Centro de Amazon en Madrid
Centro de Amazon en Madrid EL PAÍS

Al conglomerado de empresas del grupo Amazon le va bien en España. Potenció su negocio el año a través de sus tres principales filiales, Amazon Spain Services, Amazon Fulfillment y Amazon Web Services, lo que le llevó a duplicar sus ingresos. Las tres sucursales españolas del gigante de comercio electrónico facturaron más de 106,7 millones de euros durante el año pasado, según figura en sus cuentas anuales depositadas en el Registro Mercantil. A pesar de la buena marcha del negocio las filiales solo lograron un beneficios de 1,47 millones de euros.

“Amazon paga todos los impuestos que se le requieren en todos los países donde opera. El impuesto de sociedades se calcula sobre los beneficios, no sobre la facturación; y nuestros beneficios se mantienen bajos debido a nuestro intenso y continuado plan de inversiones así como al hecho de que el negocio de la distribución minorista es muy competitivo y cuenta con unos márgenes muy ajustados. Hemos invertido más de 500 millones de euros en España desde 2011 y solo este año contrataremos a 600 personas, lo que implicará que nuestra plantilla en España alcance las 1.600 personas a finales de 2017”, ha señalado la compañía esta mañana.

La compañía está bajo el foco de la Agencia Tributaria. La sucursal encargada de prestar asistencia al resto de empresas del grupo mediante los servicios administrativos, financieros y técnicos tuvo que pagar 2,2 millones a Hacienda tras concluir en junio de 2016 una investigación de la Agencia Tributaria sobre el impuesto de sociedades e IVA de los años 2010 y 2011. La sociedad firmó las actas fiscales en acuerdo y en conformidad.

Hacienda también ha investigado los impuestos de otra de las sociedades del grupo, Amazon Spain Fulfillment, encargada de "la prestación de servicios relacionados con las actividades de almacenaje, recogida, empaquetado y gestión de pedidos de clientes y proveedores". El fisco concluyó la inspección en mayo del año pasado sin incidencias. Pero mantiene bajo vigilancia los impuestos de otros años. En el informe de auditoría, los actuarios emiten su opinión con "salvedades" porque la "sociedad tiene abierto a inspección el impuesto de sociedades de 2012". Y "dado que las cuentas anuales de dicha sociedad no han sido auditadas y que la liquidación del citado impuesto no es definitiva, no hemos podido determinar el efecto sobre las cuentas anuales consolidadas".

Hacienda ha estrechado el cerco sobre este tipo de multinacionales durante los dos últimos años. Estas sociedades realizan la mayor parte de sus operaciones con otras firmas del grupo situadas en países con una fiscalidad más baja. Esto, en principio, no supone ninguna ilegalidad. Se trata de estrategias tributarias que usan estas empresas para pagar menos impuestos. Las tres empresas españolas del grupo Amazon declararon en sus cuentas anuales un impuesto de sociedades de 2,9 millones de euros.

Amazon en España se estructura fundamentalmente a través de tres compañías y sus actividades son las siguientes:

Amazon Spain Fulfillment que es la encargada de gestionar el almacén  de San Fernando de Henares y la distribución de productos desde esta plataforma. En las cuentas anuales precisa que su objeto social es "la prestación de servicios relacionados con las actividades de almacenaje, recogida, empaquetado y gestión de pedidos de clientes y proveedores...". Esta empresa ingresó 78,8 millones el año pasado, más del doble que el año anterior (109% más). Y registró un beneficio neto de 1,72 millones de euros tras pagar 897.182 euros al fisco por el impuesto de sociedades. La empresa atesora 597.651 euros en activos por impuestos diferidos --instrumentos como créditos fiscales que le permiten pagar menos impuestos en el futuro--.

Todos los ingresos de la sociedad proceden de operaciones con el grupo Amazon. La empresa reconoce en sus cuentas que entre las principales operaciones destacan los servicios de prestación de servicios logísticos firmado con el socio único, Amazon EU, radicado en Luxemburgo. Es decir, la filial española actúa como mera intermediaria de la matriz luxemburguesa.

Amazon Spain Services, es la filial encargada de prestar asistencia y soporte para los servicios administrativos, financieros, técnicos y otros servicios corporativos, según figura en el objeto social de su memoria de cuentas anuales. La compañía ingresó 21,45 millones en 2016, un 53% más que el ejercicio fiscal anterior. Su resultado neto ascendió a 3,1 millones de euros, después de pagar 1,95 millones por el impuesto de sociedades.

La Agencia Tributaria revisó las declaraciones del impuesto de sociedades e IVA de 2010 y 2011 y abrió actas fiscales por 2.203.796 euros. En este importe está incluido unos intereses de demora por 411.541 euros. La empresa firmó las actas en conformidad y pagó la cantidad que le reclamaba Hacienda.

La empresa acumula activos por impuestos diferidos por un importe de 2,3 millones que le servirá para reducir su factura fiscal en el futuro. El grueso corresponden a bases imponibles negativas obtenidas por pérdidas en ejercicios pasados.

La mayor parte de sus ingresos proceden por prestaciones de servicios a compañías del grupo de fuera de España, según explica en sus cuentas anuales. La mayor parte de sus ingresos proceden por servicios prestados a Amazon EU, situada en Luxemburgo.

Amazon Web Services es la sucursal española del gigante de comercio electrónico encargada de suministrar servicios completos en llave en mano de datos de alta, disponibilidad, procesamiento y servicios relacionados. "Dichos servicios incluyen sin limitación, ancho de banda, almacenamiento de dato a corto plazo, seguridad web, entornos de pruebas para aseguramiento de calidad, así como otros servicios de marketing, consultoría y formación", según figura en sus cuentas anuales.

Esta filial ingresó 6,47 millones de euros y registró un resultado neto de 94.387 euros tras pagar un impuesto de sociedades de 78.351 euros, según figura en sus cuentas depositadas en el Registro Mercantil. Casi todos sus ingresos proceden de otras empresas del grupo, pero no precisa de cuáles.

Más información