Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bruselas apercibe a España por la desproporción de las sanciones tributarias del modelo 720

La Comisión da dos meses a las autoridades españolas para presentar alegaciones y amenaza con demandarla ante el Tribunal de la UE

El director de la Agencia Tributaria, Santiago Menéndez, durante su comparecencia.
El director de la Agencia Tributaria, Santiago Menéndez, durante su comparecencia.

La Comisión Europea ha apercibido este miércoles a España por la desproporción de las sanciones que impone la Agencia Tributaria a los contribuyentes que no declaren los bienes en el extranjero. Bruselas concede dos meses a España para que presentar alegaciones sobre el régimen sancionador del modelo 720, que establece la obligación de declarar los activos en otros países, y amenaza con demandarla ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TUE) si no responde de manera satisfactoria en este periodo de tiempo.

El Ejecutivo comunitario ha remitido a las autoridades españolas un dictamen motivado pidiéndole modificar sus normas sobre los activos mantenidos en otros Estados miembros de la UE o del Espacio Económico Europeo ( el conocido como modelo 720), según la nota difundida por la Comisión.

Bruselas reconoce que el Ejecutivo español tiene derecho para reclamar a los contribuyentes que informen sobre los activos que mantienen en el extranjero, pero considera que el régimen sancionador, que incluyen multas de hasta el 150% de lo evadido, son "desproporcionadas".

Bruselas considera que "como las multas son mucho más altas que las sanciones aplicadas en un contexto puramente nacional, la normativa puede disuadir a las empresas y a los particulares de invertir en el mercado único o desplazarse por él".

La investigación de la Comisión sobre la declaración de bienes en el extranjero se producen a raiz de la denuncia de varios despachos de abogados que consideran abusivas las condiciones de este régimen. El bufete DMS Consulting de Palma de Mallorca fue uno de los que interpuso la denuncia en febrero de 2013 al considerar que "no todo vale en la lucha contra el fraude fiscal". Alejandro del Campo, socio del citado despacho, explica que estas sanciones "pueden literalmente, acabar con grandes defraudadores, pero también con modestos ahorradores despistados, y con muchos extranjeros que han fijado aquí su residencia y mantienen bienes fuera".

"Estas disposiciones son discriminatorias y están en conflicto con las libertades fundamentales de la UE", subraya la Comisión Europea. En el mismo comunicado las autoridades comunitarias advierten de que "ante la ausencia de una respuesta satisfactoria en el plazo de dos meses, la Comisión podría llevar a las autoridades españolas ante el Tribunal de Justicia de la UE".

Desde el Gobierno explican que no tiene sentido que Bruselas diga que el régimen sancionador es demasiado duro. Se trata de un mensaje contradictorio, en opinión del Ejecutivo, porque el modelo 720 cumple rigurosamente las normativa española y el dictamen de la Comisión parece que llama a relajar las sanciones.

El comunicado de Bruselas no hace referencia a otro de los asuntos más controvertidos del modelo 720: la imprescriptibilidad de los bienes aflorados. La Agencia Tributaria considera que el patrimonio en el extranjero no declarado se considerará que no ha prescrito —aunque hayan transcurrido más de cuatro años desde su adquisición— y se considerará imputará al último año no prescrito.