Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mercadona crece y sigue líder en plena bajada del gasto medio por hogar

El gran consumo cae un 1,2% penalizado porque aumenta el consumo de alimentos fuera de casa

Sección de perfumería de uno de los establecimientos de Mercadona.
Sección de perfumería de uno de los establecimientos de Mercadona. EFE

La mejora de la economía presagiaba un buen 2016 para el gran consumo dentro del hogar, pero no ha sido así. El gasto medio por familia en España cayó un 2,2% hasta los 4.086 euros anuales. El último curso se cerró asimismo con una caída del 1,2% en valor debido al mayor gasto en comidas fuera del hogar, según el balance de gran consumo de Kantar Worldpanel presentado este lunes. Los españoles salen más a bares y restaurantes y como consecuencia, en total, en 2016 se realizaron 5,7 millones de comidas menos en casa. A pesar de ello, este descenso no lo acusan las grandes cadenas entre las que Mercadona se afianza como líder de los supermercados, con una cuota del 22,9% tras una ligera subida de 0,2 puntos porcentuales.

La empresa de supermercados de Juan Roig ha aumentado su liderazgo, en parte, gracias al crecimiento en productos frescos. Mercadona ha acabado 2016 con presencia en nueve de cada diez hogares, que han comprado al menos una vez en uno de los supermercados de la cadena valenciana, siempre según Kantar Worldpanel. Por detrás se sitúan el Grupo DIA y Carrefour, ambas empatadas con una cuota del 8,5%. La compañía española se basa en los resultados conseguidos en frescos y droguería, mientras que la multinacional francesa ha apostado por supermercados de proximidad.

Entre los mayores crecimientos, Lidl vuelve a ser líder. En 2016 lo ha conseguido con un aumento en cuota de mercado de 0,5 puntos porcentuales hasta alcanzar el 4,1%. Le siguen como líderes en crecimiento Consum (0,3 puntos porcentuales hasta un 2,3% de cuota de mercado) y Aldi (incremento de 0,2 puntos porcentuales, hasta el 0,9%), la misma subida que ha registrado Mercadona.

Los aumentos en cuota de mercado y volumen lo paga el comercio pequeño y de cercanía. César Valencoso, director de Consumer Insights de Kanter Worldpanel, así lo cree. "El crecimiento de las grandes cadenas repercute en las pequeñas, no a otra grande", ha dicho. Según los datos del estudio presentado, en la última década las grandes cadenas han pasado de un 42,9% de cuota de mercado al 53,5% actual.

De hecho, a partir de 2009 se produjo un punto de inflexión en la compra de productos frescos en canales especialistas (comercios cercanos como carnicerías o fruterías) y grandes superficies. En 2009, solo les separaba 1,6 puntos porcentuales, mientras que el curso pasado la brecha se situó en 19,3 puntos porcentuales (36,1% pequeño comercio contra un 55,4% de las grandes cadenas).

Menos desperdicios, más Internet

El comercio electrónico, un año más, continúa con un crecimiento espectacular. Un 40% respecto a 2015, aunque solo representan todavía el 1,1% de las ventas de gran consumo del hogar en España. "Los grandes distribuidores se están preparando para el cambio. Está por ver cómo será la evolución, pero no se espera que explote todavía", ha asegurado Valencoso.

El descenso en volumen, valor y gasto medio por hogar se debe a diversos factores. El principal, el mayor número de comidas realizadas fuera de casa dada la mejora económica. Otra de las causas ha sido el descenso del desperdicio alimentario, según la consultora. En total, se han dejado de tirar 80 millones de kilos de comida a la basura en el último año, de 1.326 millones a 1.246, es decir, un 6% menos. "Esto provoca una reducción en la compra al aprovechar mejor lo que ya se tiene", ha dicho Valencoso.

Además, la salud, el placer y la conveniencia se mantienen como las principales motivaciones del sector. Las categorías que más han crecido, según el estudio de Kantar Worldpanel, están enfocadas en hacer la vida más fácil y gustos de los consumidores: tratamiento de ropa y platos preparados deshidratados, entre otros. Por marcas, los lácteos de Oikos, de Danone, es la insignia que más ha penetrado en 2016.

Más información