Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El consumo de leche de vaca cae frente al avance de las vegetales

La demanda ha pasado de 97,3 litros por persona y año en 2000 a menos de 73 ahora

Un cartel con el lema "President arruina a los ganaderos", en protesta por el bajo precio de la leche, en una carretera de Le Mans (Francia), el viernes pasado.
Un cartel con el lema "President arruina a los ganaderos", en protesta por el bajo precio de la leche, en una carretera de Le Mans (Francia), el viernes pasado. AFP

El consumo de leche líquida en España, a pesar de las campañas llevadas a cabo por la Administración y el sector en los últimos tiempos, mantiene su línea de caída. Según los datos de Agricultura, en mayo el descenso fue del 8% respecto a abril y del 5% sobre 2015. Este comportamiento de la demanda no es nuevo y no tendría nada que ver con el ligero aumento de los precios registrado al consumo en los últimos meses como consecuencia del acuerdo suscrito entre Agricultura y la gran distribución para dar un mayor valor al producto y eliminar precios de oferta por debajo de coste.

En 2000, el consumo de leche líquida se situaba en una media por cabeza de 97,3 litros. Actualmente, esa demanda ha bajado a menos de 73 litros, a pesar de las campañas para potenciar su demanda en escuelas e instituciones, actividades de promoción infinitamente menos potentes que las desarrolladas a todos los niveles desde otros sectores y muy especialmente desde el lobby de la soja.

Frente a este descenso de la demanda de leche líquida, se mantiene el crecimiento sostenido de las llamadas bebidas vegetales como las procedentes de la soja, avena, maíz, almendra, chufa, espelta, coco o quinoa con crecimientos anuales de dos dígitos hasta un volumen de ventas estimado por el sector de unos 200 millones.

Esta caída de la demanda interior, junto a un recorte en las exportaciones comunitarias hacia terceros países en productos derivados y el incremento de la producción, han sido las razones principales por las que los precios registraron en los últimos 12 meses una caída media en toda la UE del 14%. En Holanda fue del 22%, del 20% Alemania y de 19% en Reino Unido. En España el descenso, según los datos comunitarios, la caída fue del 5% pasando de una media de 0,30 euros por litro a 0,283, por encima de la media de la UE, de 0,263 euros

Para apoyar al sector, las ayudas directas complementarias en este tiempo de crisis han ascendido a 45,2 millones, de los que 25,2 correspondieron a fondos comunitarios y otros 20 al Ministerio de Agricultura. Actualmente, la Administración trabaja en la distribución de los 14,7 millones asignados recientemente por Bruselas a España de un paquete de 350 distribuidos entre todos los Estados para apoyar a sectores en crisis.