Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La industria argentina se contrae 3,6% en el primer semestre

Un estudio privado determina una caída en junio de 8,2% en la comparación con el mismo mes del año pasado

Un trabajador metalúrgico en plena tarea. Ampliar foto
Un trabajador metalúrgico en plena tarea.

Durante la campaña presidencial de 2015 fueron muy pocas las voces que advirtieron a los candidatos acerca del riesgo que generaría en el país combinar suba de tarifas y devaluación de la moneda. Una de ellas fue la Fundación de Investigaciones Económicas Latinoamericanas (FIEL), fundada por la Bolsa de Comercio de Buenos Aires y, muchas veces, think thank del PRO, el partido político creado por Mauricio Macri. De allí también salió Ricardo López Murphy, ex mnistro de Economía y en campaña electoral con el ahora presidente en 2007.

La Fundación fue fiel a su advertencia y difundió la información preliminar del Índice de Producción Industrial (IPI), un relevamiento mensual sobre la actividad industrial en Argentina. Según el informe, la producción se contrajo 3,6% en el primer semestre de 2016, con respecto a igual período del año anterior. Los resultados tomados sobre el mes de junio también dan cuenta de un derrumbe del 8,2% si se confronta con el mismo período de 2015 y un retroceso del 6.7% en cuanto a los segundos trimestres de ambos años.

Son sólo 2 los sectores que registran un crecimiento en la producción: Insumos Químicos y Plásticos (2%) e Insumos Textiles (0.3%). Las cifras parecen exiguas cuando se las compara con el resto de las actividades. La producción de Papel y Celulosa, que cayó 0.2% y la de Alimentos y Bebidas, con 0.5%,  registran una contracción más moderada en el semestre que el promedio de la industria. Las restantes actividades industriales presentaron en el acumulado para los primeros seis meses del año y en la comparación interanual caídas de la producción superiores a la del propio IPI, comenzando con Petróleo Procesado (‐4%) y siguiendo con Minerales No Metálicos (‐4.1%), Metalmecánica (‐6.9%), Cigarrillos (‐8.7%) y la producción siderúrgica (‐11.5%). La industria automotriz continúa siendo el sector con mayor caída de la producción, acumulando 13.9% en los primeros 6 meses.

El gráfico muestra la caída de casi todas las actividades industriales.
El gráfico muestra la caída de casi todas las actividades industriales. FIEL

FIEL también asegura en su estudio que en el último año la industria transita por una fase recesiva. Sin embargo, la cifra de 8,3% aún se coloca por debajo del promedio de 14.9% observado en las 9 fases recesivas anteriores desde 1980. Los indicadores técnicos que permiten anticipar una reversión de la fase en el corto plazo continúan indicando que la recesión se prolonga. La difusión sectorial de la caída de la actividad alcanzó en el último trimestre al 83.5%, es decir: en el corto plazo las perspectivas continúan sin cambios, prolongándose la fase recesiva que se mantiene extendida entre la mayoría de los sectores.

En sintonía con FIEL, el Centro de Estudios Económicos del economista Orlando Ferreres informó que la inversión real se contrajo en junio 5,3% y acumuló al cierre del semestre un descenso de 4,2% respecto a igual período anterior. Todos los estudios coinciden en mayor o menor medida con el panorama que informó  hace dos semanas la propia agencia de estadísticas de Argentina (Indec): el país suma tres trimestres consecutivos negativos y técnicamente está en recesión. Eso es lo que se desprende del último dato de Producto Interno Bruto (PIB). Durante los tres primeros meses del año, la economía se retrajo 0,7% con respecto a los tres últimos de 2015; la caída siguió al -0,1% registrado en el período julio-septiembre de 2015 y al -0,4% de octubre-diciembre.

Más información