Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La inflación estimada de abril se dispara hasta 6,5% en Argentina

En las últimas cuatro semanas alcanzó 7,2%, impulsado por la subida de tarifas. El Gobierno promete una baja desde junio

Dos mujeres pagan una bolsa de frutas en el Mercado Central de Buenos Aires
Dos mujeres pagan una bolsa de frutas en el Mercado Central de Buenos Aires

La subida de las tarifas de los servicios públicos y los combustibles ha resentido los índices de inflación en Argentina. La suba acumulada durante las últimas cuatro semanas del año en la Ciudad de Buenos Aires y su conurbano alcanzó 7,2%, según un estudio privado de Elypsis. La estimación de la consultora para el mes de abril es de 6,5%. No ha sido una buena noticia para el Gobierno de Mauricio Macri, que ha prometido cerrar el año con 25% de inflación, gracias a una reducción que espera para el segundo semestre del año.

“Hay un dinamismo [en la economía] que empieza a surgir y sabíamos que los primeros meses serían complicados porque no era gratis ordenar todo lo que había que ordenar. En la segunda mitad del año se va apercibir mucho mejor, va a bajar drásticamente la inflación”, dijo el ministro de Economía, Alfonso Prat-Gay, en una rueda de prensa en la que informó la marcha de la colocación de bonos argentinos en el mercado de Nueva York.

El funcionario admitió que los índices actuales reflejaron el aumento de tarifas, pero confió en que será “un salto de única vez”. “Vamos a dar índices en la segunda mitad que van a estar más cerca de 1 que de 2 y lejos del 3 que dimos en el inicio del año. El programa fiscal tiene un componente financiero que es compatible con un programa monetario que permita que la inflación baje en forma drástica”, agregó Prat-Gay.

A finales de marzo, el Ejecutivo duplicó el valor de los boletos de autobuses y trenes en la ciudad de Buenos Aires y la periferia, donde vive casi 40% de la población del país. También, en un intento por reducir los subsidios que recibieron durante el gobierno de Cristina Kirchner (2007-2015), hasta triplicó las tarifas de electricidad, gas y agua. A falta de índices oficiales, por la reestructuración de la oficina pública encargada de las mediciones (el INDEC), los datos disponibles corresponden a distintos estudios privados. Uno de ellos es el de Elypsis. “Trabajamos con este índice hace 3 años, con la particularidad que es un sistema que en forma online de cerca de 300 mil precios, con un seguimiento casi diario”, explicó a EL PAIS Luciano Cohan, director de la consultora.

En base a esos datos, el informe registró una inflación algo más baja en el interior del país que en la ciudad de Buenos Aires, sobre todo porque en las provincias los aumentos de servicios y transporte ya se habían producido en el pasado. “En esas regiones lo que se ve es el comportamiento inflacionario más tradicional”, dijo Cohan, sobre todo en alimentos. “Pero alimentos crece hoy menos que la inflación general. En marzo habían tenido un alza importante, pero en abril se moderaron”, agregó.

El Ejecutivo apostó todo a que las medidas que ha tomado desde diciembre contribuyan finalmente a controlar las subidas de precios a partir de junio, aunque Cohan puso en duda que logre cumplir la meta que se puesto de 25% interanual para diciembre. “Lo veo difícil porque terminaremos la mitad de año casi en ese número, pero si veremos una baja fuerte en el segundo semestre. De diciembre a diciembre estimaos que la inflación rondará el 35%, pero si se toma julio a diciembre y se multiplica por dos, lo que se llama anualizar la cifra, sí será cercana al 25%”, aclaró Cohan.