Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La agencia Fitch rebaja la nota de Brasil a 'bono basura'

La recesión económica y la crisis política son las causas de esta rebaja

La agencia Fitch rebaja la nota de Brasil a 'bono basura'

La pesadilla brasileña continúa. La agencia de calificación Fitch rebajó este la nota del país a la categoría de bono basura, esto es de BBB- a BB+, con perspectiva negativa. No es la primera agencia que hace eso: en septiembre, Standard & Poor’s ya lo hizo. Y Moody’s, la tercera de estas agencias seguida de cerca por los mercados, no tardará en hacerlo, según los expertos. La agencia apunta como causas de la rebaja la recesión económica y la crisis política.

La consecuencia inmediata es la más que probable salida de Brasil de determinados fondos de inversión que requieren, para quedarse en el país, del refrendo de dos de estas agencias.

Para Fitch, la causa de esta rebaja es la constatación de que la recesión económica por la que atraviesa el país es más profunda y más duradera que lo pronosticado inicialmente. También alude a que la incertidumbre política no deja que el Gobierno lleve a cabo el a su juicio necesario ajuste fiscal y enjugar la deuda. “El escenario de deterioro interno aumenta la cantidad de desafíos que las autoridades encaran en materia de ajuste fiscal, crecimiento económico y estabilización de la deuda”, reza la nota.

Para Fitch la recesión que atraviesa Brasil es más profunda y duradera que lo pronosticado

Fitch hizo el anuncio de la rebaja de su nota el mismo día en que el Tribunal Supremo brasileño discutía el proceso de impeachment en que está envuelta la presidenta Dilma Rousseff y un día después de que la policía registrara la casa del presidente del Congreso brasileño, Eduardo Cunha, acusado de haberse lucrado con sobornos provenientes de Petrobras. Un ejemplo de las incertidumbres a las que hace referencia la agencia de calificación.

Reacciones en el mercado

El mercado reaccionó inmediatamente al anuncio de Fitch. El dólar escaló un 1,8% llegando a cotizarse a 3,9 reales. Los índices bursátiles brasileños cayeron un 0,6%. El ministro de Economía, Joaquim Levy, partidario de llevar a cabo ajustes en el presupuesto brasileño para que la economía no embarranque definitivamente, calificó de “seria” la rebaja de la nota brasileña. A pesar de eso, Levy, mediante una nota, añadió que “la economía brasileña tiene fundamentos positivos y sólidos” para volver a crecer. El Banco Central brasileño, por su parte, manifestó mediante un comunicado que la rebaja “no altera ni el sentido ni la intensidad del ajuste macroeconómico en curso”.

Las malas noticias no se quedarán ahí. Hoy se divulgarán las nuevas estadísticas del paro, que seguramente superará el 9%, en una escalada que no para desde el final del año pasado, en que no superaba el 5%. Desde enero hasta septiembre, el PIB brasileño se desplomó un 3,2%. Algunos expertos apuntan que, de seguir así, la recesión económica brasileña será la mayor en 80 años.