Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los ganaderos lácteos reciben una multa de 10,5 millones

Los productores de leche superan la cuota de producción por primera vez y son castigados

Un grupo de vacas en una explotación láctea en Galicia
Un grupo de vacas en una explotación láctea en Galicia

Por primera vez desde que se implantaron las cuotas de producción en los años ochenta, el sector español de la leche de vaca deberá abonar una multa de 10,5 millones por haber superado en 37.500 toneladas la producción asignada en la campaña anterior.

Los ganaderos, de acuerdo con una disposición española, podrán hacer efectiva esa multa en pagos fraccionados durante un periodo de tres años hasta 2017.

En la campaña anterior, que finalizó el pasado 31 de marzo, España dispuso de una cuota de producción para venta directa a las industrias de 6,6 millones de toneladas. Animados, en unos casos por las industrias y en otros por la propia Administración, los ganaderos iniciaron un proceso de incremento de la producción que llegó superar en un 7% la producción asignada.

Las llamadas de Agricultura para reducir la oferta y evitar el pago de la tasa, dio lugar a un recorte de la producción que no ha evitado una discreta superación de la cuota que será pagada solamente por un total de 138 de los 17.000 ganaderos que realizaron sus entregas en la última campaña.

Aumento de producción

Esta penalización comunitaria en la última campaña con cuotas coincide con una situación de conflicto en el sector por el aumento de la producción que ahora no quieren las industrias. En el mejor de los casos, solo recogen el producto pagando la materia prima a los precios del mercado internacional de la leche en polvo: menos de 0,20 euros litro.

Frente a unas producciones oficiales medias mensuales en periodos de cuotas muy por debajo de las 600.000 toneladas, en abril pasado la producción declarada ascendió ya a 596.000 toneladas, para situarse en 617.000 toneladas en mayo.

Hasta la fecha, las negociaciones llevadas a cabo entre la Administración y las industrias no han logrado resolver el problema de los excedentes.

El Ministerio de Agricultura ha puesto en marcha un paquete de medidas, con 11 millones de presupuesto, para tratar de articular una salida a esta situación. El plan incluye clarificar la cadena alimentaria para evitar las ofertas en la gran distribución, el apoyo a las organizaciones de productores para mejorar su posición en las negociaciones y el pago de avales por 1,6 millones para créditos de los ganaderos, con un límite de 25.000 euros por explotación.