La Autoridad Fiscal avala los pronósticos del Gobierno

El supervisor de las cuentas públicas observa “riesgos considerables”

El presidente de la Airef, José Luis Escrivá.
El presidente de la Airef, José Luis Escrivá.Pablo Monge (EL PAÍS)

Las proyecciones económicas y presupuestarias que ha elaborado el Gobierno para el Programa de Estabilidad 2015-2018 resultan un "un objetivo alcanzable pero ambicioso", según señala la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef). El organismo encargado de fiscalizar las cuentas públicas observa, no obstante, "riesgos considerables" para que se cumplan los pronósticos económicos.

El organismo presidido por José Luis Escrivá recuerda que conseguir los objetivos anticipados por el Gobierno —un crecimiento del PIB del entorno del 3% durante los próximos tres años— "requiere una serie de elementos favorables". Entre ellas unas condiciones monetarias "muy favorables" así como una baja inflación y un "estabilización de los precios del petróleo en los niveles actuales". Por eso, remarca que si hubiera cambios en cualquier de estos factores podría trastocar los planes del Ejecutivo.

La Autoridad Fiscal cree factible que el Gobierno pueda reducir el déficit según la senda dibujada en el plan de estabilidad: Reducción de los números rojos en 5,4 puntos porcentuales del PIB —desde un déficit del 5,7% registrado en 2014 hasta el 0,3% vaticinado para 2018—. "Conseguir los ambiciosos objetivos supone desplegar una política presupuestaria rigurosa que contenga elementos novedosos de contención de gasto", señala el informe de análisis del plan de estabilidad elaborado por la Airef.

Este organismo estima que las previsiones de ingresos públicos son conservadoras y cree que existen riesgos "por falta de adecuación entre ingresos y nivel de prestación de bienes y servicios públicos de cada subsector".

En definitiva, la institución ve cierto desequilibrio entre la evolución de los gastos e ingresos públicos. Mientras que según los vaticinios del Gobierno los ingresos crecerán solamente 0,4 puntos porcentuales del PIB, los gastos se reducirán en cinco puntos hasta 2018.

El ajuste presupuestario será distinto en función de cada una de las Administraciones Públicas. La Airef pronostica que la Administración central podrá cumplir "probablemente" con el objetivo de déficit hasta 2018, fijado en el 0,2% del PIB. Sin embargo, ve "probable un incumplimiento en la senda de consolidación fiscal de la Seguridad Social". Las comunidades autónomas contarán con más ingresos vinculados al sistema de financiación que, con un retraso de dos años, reflejan la recuperación. Pero la Airef ve riesgo de que "no alcancen el objetivo de equilibrio presupuestario (0%) si los déficits que probablemente registren algunas no se compensan por el superávit del resto".

Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.
Suscríbete

Sobre la firma

J. S. G.

Redactor jefe de Economía y Negocios en EL PAÍS. Estudió Económicas y trabajó cinco años como auditor. Ha cubierto la crisis financiera, contado las consecuencias del pinchazo de la burbuja inmobiliaria, el rescate a España y las reformas de las políticas públicas de la última década. Ha cursado el programa de desarrollo directivo (PDD) del IESE.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS