Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Brasil aprueba “con condiciones” la compra de GVT por Telefónica

El primer ejecutivo de la firma adquirida dirigirá todo el negocio del grupo español en el país

Sede de la filial brasileña de Telefónica en Sâo Paulo.
Sede de la filial brasileña de Telefónica en Sâo Paulo.

El Consejo Administrativo de Defensa Económica (CADE), la autoridad brasileña de Competencia, aprobó este miércoles la compra de la filial de Vivendi en Brasil, GVT, por parte de Telefónica “con condiciones”. La más relevante es la venta de su participación en Telecom Italia. El grupo español, que ya ha recibido el visto bueno del regulador de telecomunicaciones local, Anatel, supera así el último obstáculo regulatorio, lo que le permitirá cerrar la operación y reforzarse en Brasil, que es uno de los mercados estratégicos del grupo.

El pasado mes de septiembre, Telefónica alcanzó un acuerdo definitivo con el grupo francés para comprar GVT por 4.663 millones de euros a pagar en efectivo, más un 12% del capital social de Telefónica Brasil tras su integración con GVT. Parte del pago se hará en la práctica con acciones de Telecom Italia. Tal y como estaba previsto, los consejos de administración tanto de Telefónica, como de Telefónica Brasil, aprobaron sendas ampliaciones de capital para hacer frente a la financiación de la operación.

Telefónica anunció anoche que ampliará su capital en 3.048 millones de euros. La ampliación es de aproximadamente un 6% sobre el capital actual de la compañía y se efectúa con un descuento del 19,8% con respecto a la cotización de cierre de ayer, de 13,525 euros por acción.

Además, la multinacional española propondrá al consejo de administración de Telefónica Brasil el nombramiento de Amos Genish, hasta ahora consejero delegado de GVT, como nuevo presidente y consejero delegado de Telefónica Brasil.

Genish asumirá estas nuevas funciones tras el cierre de la operación, y previo cumplimiento de los acuerdos alcanzados con Vivendi, algo que se espera a lo largo del primer semestre del año. De esta forma, Telefónica Brasil liderará desde el inicio el proceso de integración de ambas compañías, según informó Telefónica. Antonio Carlos Valente, actual presidente de Telefónica Brasil, continuará como presidente del consejo de administración, pero sin tareas ejecutivas.

Por su parte, el actual consejero delegado de Vivo, Paulo César Teixeira, ha decidido explorar nuevas posibilidades profesionales fuera del grupo Telefónica, según señaló la compañía.

El CADE señaló que con el fin de mitigar los problemas de competencia derivados de la escisión de Telco, Telefónica deberá vender su participación en Telecom Italia. En este sentido, Telefónica anunció el pasado viernes que renunciaba “públicamente” de manera “amplía, general, sin restricciones y de forma definitiva” a todos sus derechos políticos en Telecom Italia.

El líder de Brasil

El presidente de la operadora española. César Alierta, hizo hincapié en la confianza y firme apuesta de la compañía por Brasil, “uno de los mercados estratégicos para el crecimiento del grupo, con grandes perspectivas de futuro y en el que Telefónica ha invertido casi 55.000 millones de euros desde su entrada en 1996”.La integración con GVT convertirá a Telefónica Brasil en la mayor operadora del país, con más de 100 millones de accesos y líder del mercado tanto por número de clientes como por ingresos.

La agencia de calificación crediticia Moody’s confirmó ayer la calificación Baa2 de Telefónica y mejoró de “negativa” a “estable” su perspectiva debido a las mejores expectativas de negocio en España y a la venta de su filial británica O2 por 14.000 millones de euros.

Más información