Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El 1% de la población acumulará más de la mitad de la riqueza en 2016

España lidera la desigualdad europea: el 1% de la población concentra más riqueza que el 70% más pobre, según Oxfam

Una niña carga con un bidón para el agua en Bombai (India)
Una niña carga con un bidón para el agua en Bombai (India) EFE

El 1% de la población mundial acumulará más riqueza que el otro 99% en 2016. Ese pequeño grupo dispondrá de más de la mitad del dinero del planeta. Esta es la conclusión de un estudio elaborado por la organización no gubernamental Oxfam, que asegura que una de cada nueve personas carece de alimentos suficientes para comer y más de 1.000 millones de personas viven con menos de 1,25 dólares al día.

"Si no se toman medidas para detener el vertiginoso incremento de la desigualdad, el 1% más rico tendrá en 2016 más del 50% de toda la riqueza del planeta, más que el 99% de la población", concluye la organización. El 20% de los milmillonarios tiene intereses en los sectores financiero y de seguros, y vieron cómo el valor de su fortuna aumentó un 11% en los doce meses anteriores a marzo de 2014, señala Oxfam.

Oxfam presentó este lunes su informe como preámbulo de la próxima reunión del Foro Económico Mundial que tendrá lugar en la ciudad suiza de Davos. En esta cumbre participan grandes políticos y empresarios de todo el mundo, miembros de distintas organizaciones no gubernamentales, periodistas e intelectuales. La edición de 2015 tendrá lugar entre los días 21 y 24 de enero.

Por países, Intermón Oxfam ha asegurado que España es “el segundo país más desigual de Europa, tan solo por detrás de Letonia”. También calcula que España cuenta con el sistema fiscal “menos efectivo” para reducir el problema. “El 1% de la población española concentra más riqueza que el 70% más pobre”, aseguró la organización en un comunicado lanzado por su división española. Añadió que “las políticas actuales refuerzan esta concentración de riqueza en manos de unos pocos”.

La ONG aprovechó ayer la publicación del estudio para solicitar a los partidos políticos de los países más desarrollados que sus programas electorales incorporen medidas para combatir la desigualdad, ya que aseguran que está lastrando la lucha contra el hambre. “Este último año hemos visto cómo líderes mundiales de la talla de Barack Obama [presidente de EE UU] o de Christine Lagarde [directora gerente del FMI] han hablado sobre la necesidad de combatir la desigualdad extrema, pero aún estamos esperando a que muchos de ellos prediquen con el ejemplo”, señaló la directora adjunta de Oxfam, Winnie Byanyima. “Ha llegado el momento de que nuestros líderes se enfrenten a los intereses creados que impiden lograr un mundo más justo y próspero”, zanjó.