Hacienda convoca a las comunidades para que emitan deuda con el Tesoro

El bono español a 10 años baja del 2% por primera vez en su historia

El ministro Montoro y el secretario de Estado Beteta
El ministro Montoro y el secretario de Estado BetetaLUIS SEVILLANO

El Ministerio de Hacienda quiere aprovechar el buen momento de los mercados financieros para suavizar las condiciones que exigen los mercados a las comunidades autónomas cuando emiten deuda. Está ultimando varios mecanismos para aliviar a los Gobiernos regionales de la pesada carga que supone el endeudamiento público que asciende a más de 228.000 millones de euros, el equivalente al 21,7% del PIB. Por esta cifra este año pagarán casi 9.000 millones en intereses. Para reducir esta enorme carga, Hacienda prepara un instrumento para que las comunidades se puedan financiar a tipos cercanos a los del Tesoro.

El secretario de Estado de Administraciones Públicas, Antonio Beteta, aseguró ayer que perfila un fondo de financiación para las Administraciones regionales cumplidoras con los objetivos de déficit en términos similares al Fondo de Liquidez Autonómico (FLA) —el fondo de rescate para las comunidades que estaban en apuros y se encontraban obstáculos para acudir a los mercados—, cercano al 1%. Hay varias comunidades que han cumplido con el déficit (Castilla y León y Extremadura entre otras) que reclaman al Gobierno tener las mismas condiciones que las más rezagadas, que gozan de una ventajosa financiación a través del FLA.

Además, el Departamento que dirige Cristóbal Montoro también diseña un plan para mutualizar la deuda autonómica. De esta forma, el Estado soportaría una parte de la deuda regional y cargaría los intereses a las comunidades, aunque este mecanismo aún no está totalmente definido. Fuentes de Hacienda explican que funcionaría como un nuevo FLA pero insisten en que está por decidir. El Gobierno planea reunirse con las autonomías antes de final de año para acordar estos planes.

Este plan de financiación del Gobierno coincide en un momento en que la rentabilidad exigida a los bonos españoles a 10 años en el mercado secundario se sitúa por debajo del umbral del 2% por primera vez en la historia. El interés de la deuda española años llegó a situarse en el 1,96%, su mínimo histórico.

Lejos queda del verano de 2012, cuando la rentabilidad del bono español rebasaba el 7,75%, en pleno ataque de los mercados sobre España, azuzados por los problemas de Bankia, el rescate financiero y las dudas sobre el euro. En aquel momento, la prima de riesgo —el diferencial entre la rentabilidad exigida al bono español frente al alemán, considerado el más seguro de la zona euro— cotizaba por encima de los 600 puntos básicos. Ayer, sin embargo, cayó por debajo de los 120 puntos, el nivel más bajo desde septiembre. Durante la jornada, este indicador de la salud de la deuda soberana, llegó a cotizar por debajo de los 118 puntos.

Los últimos anuncios del presidente del BCE, Mario Draghi, advirtiendo de que está dispuesto a adoptar más medidas para combatir el riesgo de deflación y para estimular el crédito para que fluya en la economía real (pymes y familias) si las medidas puestas en marcha hasta ahora no dan suficientes resultados, han insuflado una buena dosis de ánimo a los mercados.

Los principales parqués europeos cerraron la jornada en números verdes. El Ibex 35, el selectivo español, cerró la sesión con una subida del 1,16% y recuperó los 10.600 puntos impulsada por la banca, la gran beneficiada de la compra de bonos de titulización de activos iniciado por el BCE el pasado viernes.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterCursos Recomendados

Lo más visto en...

Top 50