Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

España pedirá a Bruselas fondos para paliar el impacto del veto ruso

Agricultura y los productores quieren retirar del mercado excedentes y así sostener los precios

Cajas de pimientos en un mercado ruso.
Cajas de pimientos en un mercado ruso. AFP

Medidas urgentes y de choque. La ministra de Agricultura, Isabel García Tejerina, ha anunciado este lunes, tras reunirse con las asociaciones de productores de fruta y hortalizas, que pedirá a la Comisión Europea la retirada de la producción excedente de los sectores que se ven afectados por el veto ruso a la exportación. El objetivo es que, tras la prohibición de entrada de alimentos a Rusia, el producto sobrante no inunde el mercado y hunda los precios. Las frutas y verduras retiradas, que la titular del Ministerio sugiere que se financien con "fondos de gestión de crisis de la ayuda comunitaria de la PAC", irían destinadas a bancos de alimentos o a la industria de transformación, para ahuyentar una eventual espiral de caída generalizada de precios.

La propuesta de Agricultura ha encontrado el apoyo de la industria, que ha reiterado que la prohibición impuesta por el Kremlin a la UE y EE UU el pasado 7 de agosto es "grave y dramática". Tejerina ha explicado que la propuesta será presentada el próximo jueves en el seno del comité extraordinario de gestión creado en la UE, y ha recordado que la amenaza para el sector alimentario español no viene solo de la imposibilidad de exportar a Rusia, sino de la prohibición impuesta a todo el mercado europeo.

"La Comisión es consciente de que esta es una situación que se circunscribe al ámbito comunitario y como consecuencia las medidas deben adoptarse en el mismo", ha remarcado. No ha descartado la posibilidad de que los países miembros puedan sugerir e implementar medidas complementarias. Tejerina ha recordado que el impacto de las restricciones a la exportación se sitúa en 337 millones de euros para España y que las exportaciones de los sectores que están afectados alcanzaron los 107 millones de euros entre enero Y mayo de 2014.

Las asociaciones de productores, por su parte, han aplaudido la rapidez de la intervención Agricultura, y han hecho hincapié en la necesidad de actuar con urgencia. "La retirada tiene que ser la primera medida de choque para evitar un efecto dominó de caída precios", ha insistido Miguel Blanco de COAG —Coordinadora de Asociaciones de Agricultores y Ganaderos—, quien ha añadido que la UE debería de acoger los productos procedentes de los países comunitarios de manera preferencial ante mercancías de otro origen.

El sector también ha coincidido en que tiene que ser Bruselas quien asuma la responsabilidad de encontrar una salida a la crisis. "Si una decisión política es la que nos ha puesto en jaque, tiene que haber una decisión política para salir. Y que sea de choque", ha resumido el presidente de COAG, a la espera de conocer qué medidas se tomarán en la siguiente reunión, convocada para el próximo lunes 18, entre Agricultura y las asociaciones de productores.