Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El INE confirma que el PIB cayó un 0,1% en el segundo trimestre

La contracción entre abril y junio mejora en tres décimas la caída del 0,4% del primer trimestre

La economía española moderó su contracción durante el segundo trimestre del año, al registrar un descenso del 0,1% en tasa intertrimestral, al tiempo que desaceleró cuatro décimas su caída interanual, hasta el 1,6%, según los datos publicados este jueves por el Instituto Nacional de Estadística (INE), que confirma lo adelantado hace un mes por el Banco de España.

La contracción trimestral del 0,1% experimentada en el segundo trimestre mejora en tres décimas el dato del primer trimestre del año, cuando el PIB bajó un 0,4% (dato revisado). Con la cifra del segundo trimestre, la economía española acumula nueve trimestres de crecimiento negativo, mientras que, en tasa interanual, el PIB suma ocho trimestres de retrocesos

Por su parte, la caída interanual del PIB en el segundo trimestre es cuatro décimas inferior a la registrada en el primer trimestre, cuando la economía retrocedió un 2%. El Ejecutivo espera que las primeras tasas positivas del PIB lleguen en los últimos trimestres de este año, con lo que España saldría técnicamente de la recesión después de algo más de dos años.

Al analizar el crecimiento anual del PIB en el segundo trimestre respecto al mismo período de 2012, se observa una contribución menos negativa de la demanda nacional, que alcanzó los -3,6 puntos, frente a los -4,6 puntos del trimestre precedente, mientras que la aportación de la demanda externa disminuyó seis décimas, situándose en 2 puntos.

Los dos principales componentes de la demanda nacional, el gasto en consumo y la inversión en capital fijo (inversión), presentaron variaciones anuales menos negativas. En concreto, el gasto en consumo final de los hogares moderó su caída más de un punto en el segundo trimestre, hasta el 3,2%, gracias a la mejora del comportamiento del consumo de bienes y en línea con la evolución menos negativa de la remuneración de los asalariados, que bajó un 5% frente al 5,9% del primer trimestre.

Por su parte, el consumo final de las administraciones públicas redujo su descenso en nueve décimas, hasta el -2,4%, mientras que la formación bruta de capital fijo cayó un 6,4% entre abril y junio, más de un punto menos que el trimestre anterior (-7,5%). En concreto, la demanda de activos de bienes de equipo y activos cultivados presentó un crecimiento del 0,4%, mientras que la inversión en construcción aumentó tres décimas su decrecimiento, hasta el -10,5%.

Tirón de las exportaciones

En el segundo trimestre, la contribución de la demanda exterior neta (2%) fue inferior a la del trimestre precedente por el importante aumento de las importaciones a pesar del buen comportamiento de las exportaciones. Así, las exportaciones de bienes y servicios aumentaron 5,6 puntos al pasar del 3,6% del primer trimestre al 9,2% en el segundo, mientras que las importaciones crecieron un 3,1% frente al descenso del 4,8% de los tres primeros meses del año.

Desde la óptica de la oferta, tanto las ramas primarias como la industria manufacturera y la mayor parte de las ramas de los servicios presentaron tasas de variación menos negativas. La construcción, el conjunto de la industria y las actividades financieras y de seguros, sin embargo, presentaron tasas de crecimiento más negativas.

En concreto, el valor añadido bruto de las ramas industriales aumentó su decrecimiento en una décima, hasta el -3,1%, igual que el de la construcción (hasta el -5,9%). Por su parte, los servicios relajaron su caída al -0,8%, mientras las ramas primarias disminuyeron el decrecimiento de su valor añadido del -6,2% al -1,2% de acuerdo con la evolución de los indicadores de actividad agrícolas y ganaderos.

El empleo cae menos

En cuanto al empleo, el INE asegura que esta variable, medida en términos de puestos de trabajo equivalentes a tiempo completo, disminuyó su decrecimiento anual en siete décimas, hasta el -3,8%. Este resultado supone la reducción neta aproximada de 623.000 empleos a tiempo completo en un año.

En el segundo trimestre, todas las ramas excepto la construcción moderaron su decrecimiento, aunque destacó especialmente el comportamiento de los servicios y de las ramas primarias, que crecieron un 0,3%, casi seis puntos más. Por su parte, la industria registró una variación de -5,5% frente al -5,9% del primer trimestre.

En el caso de la actividad de la construcción, la tasa fue del -15%, un punto y siete décimas menor que la del trimestre anterior, mientras que el empleo de los servicios mejoró en siete décimas su registro anterior, situándose en el -2,7%.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información