Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La caída de la demanda interna hace caer el PIB otro 0,5% en el primer trimestre

El INE confirma que el decrecimiento fue tres décimas menor al tramo final de 2012

El ajuste del gasto público vuelve a acelerarse en el primer trimestre del año

Frena el descenso del consumo, pero España encadena su séptimo trimestre en recesión

La caída de la demanda interna hace caer el PIB otro 0,5% en el primer trimestre

La enorme debilidad de la demanda interna sigue lastrando la evolución de la economía española, que enlaza ya siete trimestres en retroceso, apenas cuatro años después de que la Gran Recesión dejara de destruir valor añadido. El Instituto Nacional de Estadística ha confirmado este jueves que, entre enero y marzo, el PIB se dejó un 0,5% respecto al tramo final de 2012. En la comparación anual, la caída es del 2%, tal y como había adelantado el INE hace un mes.

El descenso trimestral del PIB se atenúa si se compara con lo que ocurrió en el cuarto trimestre de 2012, cuando bajó un 0,8%. Pero aun así sigue siendo muy intenso: desde 2008, cuando arrancó la Gran Recesión, solo otros cinco trimestres han deparado resultados peores.

El gasto de los hogares vuelve a bajar, pese a que se compara con uno de los peores trimestres

La ralentización de la caída del PIB es paralela al frenazo en el descenso del consumo de las familias, que retrocede un 0,4% en tasa trimestral, lejos del desplome (-1,9% en tasa trimestral) de los meses finales de 2012. Pero en buena parte se debe a que la comparación se hace con un periodo extraordinario, marcado por la supresión de la paga de los funcionarios y por la falta de compras de bienes duraderos, adelantadas al verano para sortear la subida del IVA en septiembre. En suma, el gasto de los hogares vuelve a bajar, pese a que se compara con uno de los peores trimestres de la crisis para el consumo privado.

Además, en la mala evolución de la demanda interna (en términos anuales, el retroceso, -4,7% apenas es menos intenso que el -4,9% de finales de 2012) vuelve a pesar el ajuste del gasto público, que se reactiva en el arranque de 2013 (-1,2% en tasa trimestral), cuando en el tramo final de 2012 se había suavizado (-0,3%).

Ajuste del gasto público

El ajuste público se deja sentir también en la inversión, con otro descenso significativo (2,5% en tasa trimestral) en el área de construcción por la escasez de obras públicas. Una de las pocas notas positivas que refleja la contabilidad nacional de este trimestre es la mejora de la inversión en bienes de equipo, influida por la recuperación de las exportaciones de mercancías, que pasa de retroceder un 5,4% en el trimestre final de 2012 a lograr un mínimo avance (0,2%) entre enero y marzo.

La mejora de las exportaciones de mercancías permitió transformar el retroceso de los meses finales de 2012 (-1,8%) en crecimiento (1,2%) en el arranque de 2013. Una evolución positiva que se plasmó en marzo en el primer superávit comercial de la economía española en décadas. Pero no logró revertir el descenso en las ventas al exterior, ante el mal resultado de las exportaciones de servicios, que bajaron un 6,6%.

En conjunto, las exportaciones intensifican el ritmo de caída, del -0,9% al -1,3%, y enlazan, por primera vez desde el desplome del comercio internacional en 2009, dos trimestres en negativo. Solo el descenso de las compras al exterior (-1,7%), permite mantener la aportación positiva del sector exterior al crecimiento del PIB.

La contabilidad nacional confirma lo que ya adelantó la Encuesta de Población Activa, que la destrucción de empleo volvió a ser muy intensa en el primer trimestre. Respecto al mismo periodo de 2012, hay un 4,5% menos de ocupados, un retroceso muy similar al de los últimos cuatro trimestres. También continúa a buen ritmo la moderación salarial. Solo el aumento de excedentes empresariales y de los impuestos a la producción presionan ligeramente al alza los precios.