Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
JOSÉ ÁNGEL GURRÍA / Secretario General de la OCDE

“Es difícil combatir las prácticas fiscales de las multinacionales”

José Ángel Gurría, secretario general de la OCDE
José Ángel Gurría, secretario general de la OCDE

José Ángel Gurría (Tampico, México, 1950) está recién aterrizado en Washington para mostrar los resultados del trabajo sobre los impuestos que pagan las grandes empresas, que han hecho de la evasión fiscal —legal— todo un arte. El secretario general de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) es optimista sobre los resultados: lograr unas reglas de juego comunes para evitar los excesos y contar con el plan de acción en junio.

Pregunta. Gigantes como Apple, Google o Microsoft pagan impuestos mínimos fuera de EE UU. La OCDE ha detectado que muchas multinacionales pagan el 5% en impuestos de sociedades cuando las pymes abonan el 30%. ¿Cómo es posible?

Respuesta. Esa es la paradoja, y fíjese que en la situación política: en un momento en que los Gobiernos necesitan más dinero porque hay problemas de ingresos y gastos públicos. Así que los Gobiernos suben los impuestos, ¿a quién? A las pymes y a las familias, porque a los otros no hay manera. Obviamente, no funciona.

P. ¿Pero cómo pueden combatir unas prácticas que son totalmente legales?

R. Precisamente porque es legal es mucho más difícil, una práctica generada en todos los países del mundo que tienen multinacionales y los que se interesaban por tenerlas. Por eso hay que dar una buena mirada a las leyes y las normas para cambiar eso, pero hay que hacerlo de forma coordinada, porque de otro modo no iremos muy lejos.

P. Pero eso suena parecido a cuando los países acuerdan luchar de forma coordinada contra los paraísos fiscales…

R. ¡Y lo logramos! Lo hemos conseguido de forma espectacular, 120 países se reúnen de forma regular y ahora tenemos el acuerdo para intercambiar información. El movimiento siguiente es pasar de esa información previa solicitud a una automática. El asunto de los impuestos es más complicado, las leyes lo permiten, por eso hay que cambiar las leyes.

P. ¿Cómo ha sido la interlocución con las grandes empresas?

R. Esto no va en contra de las empresas, lo que les va a dar en primer lugar es seguridad jurídica para que no haya doble imposición. Antes el peligro era la doble imposición, ahora es la doble no imposición…

P. ¿No cree que la presión de las grandes empresas podrá frenar estas medidas?

R. Deben entender de qué se trata esto: de que ellos ayuden con su parte proporcional, pero también de protegerles de malas prácticas.