Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El déficit del sistema de pensiones aumenta a 5.800 millones en 2012

El deterioro del empleo y el aumento de pensionistas pasa factura a la Seguridad Social

El organismo cierra el año con un desajuste entre ingresos y gastos equivalente al 1% del PIB

El secretario de Estado de Seguridad Social, Tomás Burgos.
El secretario de Estado de Seguridad Social, Tomás Burgos. EFE

El secretario de Estado de Seguridad Social, Tomás Burgos, ha avanzado este lunes que el sistema de pensiones sufrió un déficit de 5.800 millones en 2012. Este desajuste, unido al de los Servicios Públicos de Empleo y el Fogasa, elevará el desequilibrio entre los ingresos y gastos del organismo por encima de los 10.000 millones de euros, el equivalente al 1% del PIB, según adelantó hace unos días el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro. A falta de conocer los datos definitivos, supone el desfase presupuestario más abultado desde que la Seguridad Social dejó de financiar completamente la sanidad pública, en 1999.

Para financiar este déficit y seguir pagando las pensiones, la Seguridad Social ha echado mano del fondo de reserva, de donde ha tenido que sacar hasta 6.500 millones, algo para lo que, además, ha tenido que cambiar la ley.

El detonante del desequilibrio entre los ingresos y los gastos ha sido la fuerte caída del empleo registrada en 2012. La recesión hundió el número de cotizantes a mínimos desde 2003 con menos de 17 millones de trabajadores cotizando. Frente a este descenso, el número de pensionistas aumentó. La relación de estos dos fenómenos provocó que, por primera vez desde finales de 1997, haya menos de dos ocupados por cada persona que recibe una pensión.

Pese a que el déficit acumulado durante 2012 supone un fuerte incremento con respecto a 2011, lo que indica que se intensifica la tendencia negativa sobre las arcas de la Seguridad Social, Burgos ha defendido que el desajuste de 5.800 millones entre ingresos y gastos es "perfectamente asumible".

Además de las pensiones, el gasto en desempleo también se ha desbordado. Según los datos de cierre de año, el desembolso en prestaciones por paro rebasó en cerca de 3.200 millones lo previsto, lo que también presionará al alza el déficit del conjunto de la Seguridad Social.

La Administración de la Seguridad Social registró al cierre del ejercicio de 2011 un déficit de 995 millones de euros, el equivalente al 0,09% del PIB, y supuso una desviación respecto al objetivo previsto por el anterior Ejecutivo socialista de casi medio punto.

Más información